bannerp.png

« Y ya falta menos. | Main | Sábado »

20 de Abril 2006

Vivienda

      Hoy ha venido un cliente a firmar la Compra-Venta de su nueva casa al despacho. Cuarenta y cinco kilos en hipoteca a devolver en cuarenta años, sin ?B?. Ingeniero, 27 añitos, avalado por mamá. Un piso de 70 metros cuadrados y dos habitaciones a reformar en el centro de Madrid; calle Bravo Murillo.

      Y todavía me parece barato.

      Tal y como está el tema de la vivienda, no he podido reprimir mi sana envidia cochina por varios motivos. Primero, por que ha encontrado un ?chollo?, dentro de lo que es el mercado inmobiliario de Madrid, ya de por sí desquiciado, y en segundo lugar, por tener un trabajo que le permite acceder a una vivienda ?digna?. Creo que me he pasado al apuñalarle con el abrecartas mientras intentaba arrebatarle las llaves.

      Descartado por el momento ?y hasta que me toquen los puñeteros euromillones- la compra de un piso propio, me he vuelto a enfrascar en la búsqueda de un alquiler que me guste.

      Pero, por más que busco, tanto en Internet, como pateándome las calles, lo mejor que encuentro -y que puedo permitirme- son habitaciones en casas compartidas con absolutos desconocidos o agujeros costrosos y carísimos en los barrios de la periferia -¿Pinto cuenta ya como periferia?-, y para los cuales me piden dos meses de fianza, aval bancario, nómina y mi primogénito varón.

      Siento como se me ha pasado el arroz. Tendremos que volver al plan original; atracar bancos.

      De casa al despacho y del despacho a casa, ¿Dónde está mi vida? ¿Cómo cojones no va a sentarme la puta primavera como una patada en los cojones?

Posted by Towsend at 20 de Abril 2006 a las 04:53 PM