bannerp.png

« Eclipse | Main | Autobús a media tarde »

17 de Mayo 2003

¡Desfibrilador!

   Los Volkswagen antiguos como el mio, un Polo CL del año ’87, tienen un problema de diseño –aparte de ser incomodísimos para follar- Cuando se deja puesto un intermitente y se retira la llave del contacto, por ejemplo al aparcar, el coche te avisa de dejando encendido los faros del lado del intermitente conectado. Claro que hace sin avisar acústicamente, así que si esto te ocurre a media tarde es posible que te olvides de quitar el intermitente para apagar las luces.

   Cuando vas a hacer unas compras, o cuando vas a estar parado diez minutos esto no supone mayor problema que el acojonarse un poco pensando que quiza el coche no arranque. Cuando te has dejado el coche en esta situación durante una semana, ya no te acojonas. No merece la pena. SABES que te has quedado sin batería. Acojonarse no tendría sentido. Mejor dedicar el tiempo en buscar soluciones prácticas.

   Llamar a Jose – ¡Gracias, Jose! -, buscar unos cables con pinzas, meter su coche por prohibida para dejarlo mirando al mio. Simples problemas técnicos que se solucionan en un momento. El momento peligroso lo tenemos cuando hay que abrir el capó para dejar ver las entrañas mecánicas y conectar batería con batería en un boca a boca elecétrico.

   Un aviso a los lectores, que se consideren zotes mecánicos. Positivo con Positivo, Negativo con Negativo. Jamás deben conectarse dos polos opuestos de una batería de coche al intentar revivirla. Poner las pinzas en los bornes erroneos, podría quemar el alternador del motor, y entonces, un simple problemilla eléctrico pasará a ser 120 Eypo más IVA. Y eso no lo queremos en ningún caso. Bueno que si lo que quereiís es deshaceros de vuestro viejo SEAT Fura, sea un sistema como cualqueir otro para explicar que se ha estropeado, y que vale más la reparación del coche que el propio automóvil en sí. Pero yo no os estoy dando ideas, que luego se me quejan las
A.P.A.S.

   Segudo consejo gratuíto de la tarde. Jugar a ER con las pinzas del coche NO es buena idea, ni siquiera cuando unas bonitas quemaduras de tercer grado en brazos y manos te aseguren una partida en vivo mucho más real. por cierto, los médicos dicén que le darán el alta a Julio esta misma semana ¡Muchas gracias por vuestro interés en su estado!

   Bueno, como ibamos diciendo, una vez arrancado el cacharro, hay que dejar el motor cargando la batería un buen rato. Para esto es mejor darse una bonita vuelta de más de veinte minutos por Majadahonda, y por nada del mundo dejar que el coche se cale, porque en ese caso, habría que volver a llamar a a Jose -¡Gracias Jose! – con sus pinzas.

   Cuando la bateria ya esté cargada –o eso creais- viene la prueba decisiva; apagar el motor, esperar unos segundos y volver a arrancarlo. Si algo aprendí de este incidente es que el chasquillo electrico antes de arranacar un motor es un sonido maravilloso – y que no necesariamente implica el cronómetro de una bomba activandose – .

   He dejado el coche aparcado enfrente de casa. Asomandome por la ventana puedo evrlo, pero aun me recorre un gusanillo cuando pienso si se va a enceder cuando intente arrancarlo dentro de unos días.

Posted by Towsend at 17 de Mayo 2003 a las 08:10 PM