bannerp.png

« El youtube es el amigo de los niños... | Main | Abriendo boca »

18 de Julio 2007

¡Toros!

      -A ver cómo puedo hacer esto sin meterme en un lío-

      Resulta que un juez, concretamente el Magistrado-Juez del Juzgado de instrucción número 1 de Fuenlabrada, Adolfo Carretero ha retirado cautelarmente la custodia compartida y el régimen de visitas que tenía sobre su hijo de 10 años a un señor, por llevar al chaval a correr en los encierros de San Fermín.

      El juez, en su auto llega a afirmar que “es preciso con carácter urgente y cautelar adoptar medidas para evitar que el padre siga poniendo en peligro la vida del menor”, porque como todo el mundo sabe, lo siguiente es ponerle una manzana en la cabeza al crío y dispararle con una ballesta o tirarle de cabeza al pilón para que aprenda a nadar.

omnky4809-00357.jpg

      Después te lees la noticia en un par de medios, y hay que matizar un poco. Resulta que no era el encierro propiamente dicho, que ya había terminado, sino que el padre dejó que el crío se echase unos metros corriendo con los mansos de arrastre. Que si, que son bovinos de 600 kilos, pero su agresividad, como poco es discutible, y si alguien ha estado en los sanfermines podrá atestiguar que van poco menos que al trote.

      -vamos allá- La noticia no dejaría de tener una cierta importancia en el ámbito del derecho de familia, como una medida, severa pero aparentemente acertada, sino fuera porque algunos abogados, de los que nos pateamos los juzgados del Cinturón del Sur, conocemos a D. Alfonso y sabemos de su carácter –¡ay, ay ay!-, severo, riguroso, y garantista.

      El caso es que no me he sorprendido nada al ver quien había dictado ese auto.

Posted by Towsend at 18 de Julio 2007 a las 11:52 PM