bannerp.png

« Las nuevas viejas rutinas | Main | Footin' tonite »

26 de Diciembre 2005

Espíritu navideño

      No hay nada más navideño que una demanda de divorcio.

      No hay nada más gratificante ?1500 euros- para un abogado, que como yo, odia el derecho matrimonial, que llegar el día 26 de diciembre al despacho y encontrarse una llamada de un conocido, que quiere pasarse por el despacho, para que le lleves un divorcio fulminante.

      De mutuo acuerdo, sin hijos, sin bienes. Adios muy buenas. Ha sido bonito mientras ha durado. A partir de ahora, cada cual por su lado.

      Siempre se ha dicho que la gran mayoría de separaciones y divorcios se producen a la vuelta de las vacaciones ?especialmente las de verano, pero veo que en invierno no hay mucha diferencia-. Supongo que no hay nada como convivir forzosamente con tu pareja unos días para que compruebes como aquellas pequeñas manías que antes te irritiban un poco, ahora te sacan de quicio.

      A mi pequeña vena sádica le gustaría saber como ha sido la nochebuena de estos tipos.

      En fin, a trabajar.

Posted by Towsend at 26 de Diciembre 2005 a las 04:59 PM