bannerp.png

« Malas noticias | Main | Eclipse »

15 de Mayo 2003

Suicidio social

     Despues de la mala noticia que me llevé ayer –lo del credito de colegiación-, me he tomado una fiesta de San Isidro, labrador, en un plan que me va a llevar directo a las garras del colesterol. El siguiente documento, prevengo a mis lectores, es un relato de depravación, gula y guarrería, no apto para chocolateinomanos y gentes de fácil impresión.

     Me he levantado a las tres de la tarde, con una horrible sensación de resaca. Si no fuera porque anoche no bebí nada, pensaría que necesito un bloody Mary. Ayer me acosté a eso de las cuatro de la mañana, cuando Julio, por fin nos acerco a casa depues de haber estado jugando al Colons of Catán. El plan friki siempre triunfa.

     Según me despierto, me pongo una bata y me miro al espejo. Despeinado y con ojeras, me aseguro a mi mismo que estoy en lo mejor de la vida. Por un momento evito reirme de mi mismo. Me hago un bocadillo en pan de pita a base de jamón y queso y me tumbo en el sofá a ver “Tigre y Dragon” en el DVD. Me acerco a la cocina a por algo para picar.

     Dos tabletas de chocolate Milka y medio bote de leche condensada más tarde, acompañadas por coca-cola, termina la pelicula, pero yo sigo con gula. Me acoplo unas fresas y un brick de nata liquida. “Harry Potter y la Camara Secreta” en el dvd y vuelta a empezar. Esta vez, lo que me apetece es un poco de zumo de piña y unas pastitas danesas.

     Hasta ahí todo lo normal en un “suicidio social” que pude durar dos semanas, mientras mi maltrecho organismo se deshace del exceso de grasa, a traves de granos y pustulas... Pero fue en ese momento cuando vi en la nevera, astutamente camuflado tras un topper de pescado, un Brownie que habia preparado mi hermana para llevarlo al trabajo, a la fiesta de despedida – o despido, nunca le hago demasiado caso- de una compañera. Y yo, queridos mios, soy un prfesional, así que me vi en la tesitura de probarlo para darle mi aprobación.

     Comprendo que se enfadase un poco cuando llegó y vió que había volado medio Brownie, pero total, ¿cuantas veces podemos comernos un brownie estando absolutamente seguros de sus ingredientes, Germán?

     Total, que ¡Ay! Me duele mucho la tripita...

Posted by Towsend at 15 de Mayo 2003 a las 12:38 AM