bannerp.png

« Long Story Short | Main | Breves (I) »

27 de Agosto 2010

Hastio Estival

Definitivamente, para mi, las redes sociales han matado a los blogs. Igual que los blogs mataron los foros. Igual que el Messenger mató al IRC. Igual que las redes sociales han matado al Messenger.

El microblogging a través de Twitter o Facebook, han convertido en algo mucho más inmediato e interactivo – y para qué vamos a engañarnos, mucho más sencillo- esto de la web 2.0. De la docena de blogs interesantes, que leía, -mi pequeña endoblogosfera- apenas actualizan ya un par de veces al mes (salvo el de Efe, que como siempre, llega a todo cuatro o cinco años tarde), las penúltimas formas de perder el tiempo: el Formspring.me y el Twitpic y el Google Reader.

Por otro lado, a veces tengo la sensación de que me queda muy poco que contar por aquí ¿Cuántas anécdotas de pasillo de juzgado podéis aguantar? Cuantas veces puedo quejarme de maltratadores, maltratadas y jueces varios antes de que huyáis despavoridos –sabéis ese de la menor rumana que dice que no va al juicio porque dice que se ha dormido y no le apetece ir ¡jaja!-. ¿Cuántas veces puedo recomendar a Movits antes de que me mandéis al peo?

Quizás es según pierdo pelo en la cabeza y me sale en las espalda, me vuelvo más insensible o que después de haber hecho demasiadas guardias en la calle del Plomo es que estoy de vuelta de todo, pero ya no me divierten las noticias absurdas sobre el mundo del derecho.

Después de todo, como decía P. hace muchos años ya, esto de los blogs es para gente con mucho tiempo libre 

Posted by Towsend at 27 de Agosto 2010 a las 11:35 AM