bannerp.png

« Uno de abogados | Main | Test Musical »

30 de Mayo 2005

Posteando

   Bueno, se supone que me he propuesto mantener una frecuencia de actualización que pase de lo lamentable a lo simplemente decepcionante. Era o eso, o convertir ésto en algún tipo de fotolog en el que colgar las fotografías digitales del último desmadre del que sea responsable. Claro que hace tanto tiempo que no me veo involucrado en un desmadre de escala 7 que la cantidad de seguiría siendo absolutamente patética. También podría hacer tiras de sprites. Todo el mundo adora las tiras de sprites.

   Vamos allá. Un historia de las de verdad; de las que luego Michael pregunta si son de verdad o me las estoy inventando.

   El otro día vino una señora al despacho. Su marido de 38 años, no fumador, deportista y contable de profesión había sufrido hacía un mes un ataque al corazón que además le produjo un severo daño cerebral. Es lo que tiene la falta de riego de oxigeno en el cerebro; convierte a un catedrático en un vegetal en dos minutos. Para terminar de arreglarlo, el tipo canceló hace un par de años una póliza de accidentes, porque pensó que esos 20 euros al mes le vendrían estupendamente para cualquier otra cosa.

   El daño, según los médicos, es reversible; se supone que el tipo está empezando a hablar de nuevo. Para dentro de dos meses esperan que pueda volver a atarse los cordones de los zapatos por sí mismo. Ante estas estupendas perspectivas, los médicos que están atendiéndole decidieron que era el momento de darle de alta y de enviarle a casa.

   Todo esto estaría muy bien, si no me explicase la señora que tengo delante, mientras le paso una caja de kleeneex., que a su marido no le había visto ni un neuropsicólogo en el mes que lleva ingresado, ni un fisioterapeuta, ni un logopeda ni nada. Hale, gracias por pasar por aquí; no dejes de escribir.

   Y yo no pude más que darle las direcciones de un par de asociaciones de daño cerebral, que ahí le iban a aconsejar mucho mejor de lo que yo pudiera hacerlo y remitirla a los centros especializados adecuados. Eso si, le pude echar una pequeña mano a gestionar los papeles de la Incapacidad Temporal por Contingencia Común. No me hizo sentir mucho mejor. No.

   ¿No queríais que postease?

Posted by Towsend at 30 de Mayo 2005 a las 11:21 PM