bannerp.png

« escribir, no gracias. | Main | en las CLN »

8 de Julio 2004

mulier homini vulpes

   En el despacho siempre discutimos sobre la naturaleza humana. No me miréis así, seguro que vosotros de vez en cuando también lo hacéis alguna vez, cuando creéis que nadie os mira. Ignacio sostiene contra viento y marea que el hombre es bueno por naturaleza, que los actos realmente deplorables que son capaces de cometer algunas personas son simples excepciones a la regla-

   Yo siempre mantengo que el ser humano es un hijoputa calculador, capaz de los actos más atroces que puedo imaginar –y creedme cuando os digo que soy capaz de imaginar actos verdaderamente atroces-. Nada de “homo homini lupus” ni sandeces plautianas similares, simplemente creo que las personas buscan primero satisfacer sus necesidades y apetitos primero, y si, acaso, después tienen ganas, quizás encuentren tiempo para hacer algo por el prójimo o la comunidad. Pensar mal de la gente sirve para que no te puedan defraudar después. Quizás se deba a mi profesión, pero no dejo de encontrarme casos que me hacen dudar de la capacidad humana para sentir algo por el prójimo que no sea verdadero asco.

   Como muestra un botón.

   Después de una recuperación de dos semanas en el hospital tras el parto, el hombre y la mujer vuelven a casa. Llevan tres años juntos, como pareja de hecho y nunca han tenido más roces que los que provoca la convivencia típica de una pareja joven. Han trabajado juntos, han convivido juntos, y creedeme cuando os digo que en aquí no se pueden hablar de violencia de pareja. Ni física ni psicológica. Durante estos tres años, ellos han sido una pareja completamente feliz.

   Ella llega al salón y se sienta en un butacón con la hija de ambos entre los brazos, mientras él lleva el equipaje a la habitación. Cuando sale del cuarto y mientras se dirije hacia la cocina a coger un vaso de agua para la chica, ella levanta la vista de su hermosa hija, y con una mirada fría como el hielo, le dice:

   - Ahora ya tengo todo lo que quería de ti. Vete de esta casa y no vuelvas. Jamás.

   Como siempre, basado en hechos legales.

Posted by Towsend at 8 de Julio 2004 a las 01:16 PM