« No solo de dibujar vive el hombre... | Main | Area 66, de nuevo »

La vida en flash

Tu estas tan tranquilo nadando en la nada conceptual y de repente ¡FLASH! el espermatozoide número 1234456 y el óvulo 344476 se encuentran… ni te habrías dado cuenta si llega a tratarse del espermatozoide 1234455 o del óvulo 344477, pero no es el caso… pasa un tiempo en el que en realidad no te enteras de mucho pero sabes que ya no estás en la nada conceptual y un día, de sopetón ¡FLASH! Eres un mocoso que llora y balbucea y todos te tienen en paños de seda y te hacen pedorretas en el ombligo hasta que ¡FLASH! Sabes hablar y caminar y estás coloreando un diujo por puntos que la señorita te ha mandado, y ¡jo! Es realmente difícil, no crees que haya nada más difícil hasta que ¡FLASH! Las matemáticas te golpean en la cara y a tus padres ese cero no les ha hecho la gracia que les hacia que te comieses la plastilina…menos mal que al menos tienes a un montón de amiguetes con los que jugar a ser el héroe de moda hasta que ¡FLASH! Tus amigos ya no quieren jugar y de hecho, buscan otras amistades y actividades igual que tú, y te das cuenta de que las chicas existen y empiezas a verlas de otra manera… de hecho, empiezas a apreciarlas, empezando por su trasero. Además, tus padres te parecen el mayor enemigo al que te has enfrentado y no te dejan desarrollarte como persona hasta que ¡FLASH! Tienes tu propia personalidad, has elegido carrera y te despides de tu novieta de instituto para largarte a estudiar y vivir otra vida nueva empezando como la persona que eres y que tus padres te consideran. Te lo pasa pipa hasta que ¡FLASH! Estas en la oficina, tu chica te llama para preguntarte a quién le toca hacer la cena y justo el jefe pasa para recordarte que tienes trabajo que entregar. Te dices a ti mismo que tienes que llamar a tus padres que hace semanas que no saben de ti cuando ¡FLASH! Tus padres están paseando a su nieta y tú agradeces ese momento de paz que usas en sentarte en el sofá para quedarte dormido viendo la película cutre de la tarde y ¡FLASH! Te despiertas y es el día de tu jubilación, tu hija te llama para darte la enhorabuena a media mañana y te manda recuerdos de su parejita. Tu señora te reprocha la suerte que tienes por que a ella le queda aún un tiempo para darse la buena vida cuando aún no has colgado y ¡FLASH! Te encuentras en la calle mirando con interés cómo están pavimentando una calle y comentas la jugada con otro viejo. No tienes prisa, nadie te espera en casa, así que sigues mirando y ¡FLASH! Esta foto sale borrosa… pero bueno, al menos te queda todavía medio carrete, y en esto que piensas y no piensas… ¡FLASH!

Ir al dentista le hace a uno pensar…

Comments

Y esos flashes? Te ha sentado mal la anestesia? O ha sido la plastilina de la merienda?

Joder, yo fui ayer al dentista y en lo único que pensaba era en si con la anestesia sería capaz de comer después...Que poco poética soy, leches

Lo que tiene ver la muerte de cerca (La muerte es un dentista con los guantes de latex, los dedos fríos y el aliento a desinfectante).

Un saludo! Y espero ver un poco más de las aventuras de Otis.

Hay que ver lo rápido que pasa el tiempo, ¿no...?
Bueno... pues ya sabes... entre flash y flash, a disfrutar de la vida... :P

entre flash y flash, a disfrutar de la vida...

Y el cigarrito de después del flash xD

...

¡FLASH! ah aaaaaaaah...

Savior of the universe!

(Alguien tenía que decirlo)

Dios, esa es la peor canción de Queen con diferencia

yo en el dentista no me pongo tan metafisico, generalmente aprovecho para pegarme una siesta mientras dura la anestesia de la encia

A mi es que aún con anestesia me molesta... T_T

¡FLASH! Publicas varias tiras de Área66... ¡FLASH! Cuelgas una página de Freaks... ¡FLASH! Continúas con Htv...

XDDD

Pagarme mas que los que me pagan por dibujar para ellos y prometo periodicidad diaria para las tres historias, ea!

^_______________^

Ahora en serio: tengo ocho tiras de Area 66 pendientes de entintar, unas tres de Freaks igual y de Htv, tres, pero lo alterno con trabajos y las ganas... paciencia por favor

Hay paciencia, tranquilo. Era sólo una gracieta...

Post a comment