« Más maderaaaa... | Main | Las críticas de Dante »

¡Vete a criar Venus!

En mi viaje a Inglaterra, encontré un lugar donde vendían semillitas de Dionaea muscipula, plantita más conocida como Venus atrapamoscas. Hace años cuidé un par de estas, y la verdad es que es realmente fácil y son unas plantas de lo más divertidas, así que, ya que lo tenía ahí enfrente me dije ¡Qué narices!¡Hagamos el jardinero de nuevo! Además tenía que resarcirme del pequeño bonsai que se secó este año...

Pero de cuidar una planta adulta a sembrar semillas hay un trecho: la una solo pide un plato con agua y que no se deje crecer la flor, que la debilita las otras… yo nada más llegar llené el tiesto con la tierra que incluía el pequeño pack, bien humedecida, y puse el recipiente sobre el ya mencionado plato con agua del grifo; enterré a golpe de dedo las semillitas, de nimio tamaño, indistinguibles en la turba, y cubrí todo con una bolsa de plástico para crear humedad, que hablamos de una planta que crece a orillas de los pantanos. Además, evité que le diera la luz del sol.

Pasaron las cuatro semanas de media que tardan en salir los primeros tallos, y de ahí no salía nada. Así pues, se me ocurrió que tal vez era hora de echarle un vistazo a la red de redes, para ver que opinaban del tema los navegantes. No tardé en encontrar varias webs en donde decían sobre las semillas, cual gremlins: no se debe usar agua de grifo, le debe de dar la luz solar y sobre todo, no se deben enterrar las semillas…. genial prospecto el que venía con las jodidas semillas, tú. Como alma que lleva el diablo, solucioné los dos aspectos en lso que pude hacer algo, que fueron remover la tierra con la esperanza de dejar alguna semilla al aire, y ponerlas al sol los días siguientes…lo del agua de lluvia para el plato, que quieres, con le veranito que hemos tenido, como que no me venía bien, así que con el agua de grifo y su cal se quedaron.

El tiesto seguía sin presentar señales de vida en su interior, y yo ya me planteaba tirar el fallido experimento, que aquello tenía más fallos que un test de conducir para topos. Pero una noche ¡oh, sorpresa! ¿Qué apareció en la tierra? Dos pequeñas bolitas negras con la punta verdosa…que no, no eran cagarrutas de escarabajo, eran semillas germinando. Ahora una de esas supervivientes natas sigue creciendo e irguiéndose, y si la suerte me acompaña como hasta ahora, y sigue sin hacerle ascos al agua de grifo vitoriana (que unos estudios recientes calificaron de mala calidad), en unos días tendré algo como esto:

dionaea-muscipula-3.jpg

¡Temblad, pequeños insectos!

Comments

¡Con lo que molan esas plantas! Y además seguro que te ayudan a pasar como un enfermo peligroso ante las visitas, que eso de cultivar plantas carnívoras...

Jejeje... Que monas y terroríficas al mismo tiempo.

Da para una tira tipo "Pequeña tienda de los Horrores", jejeje


No les pongas agua de grifo, mejor has como yo ponles agua de garrafon eso es mejor, y segun cuentan que viven como 25 años!!!!! es increible, tengo 3 un chica, otra mediana, y una mas grande, bueno espero k tu carnivora cresca sanamente

Post a comment