bannerp.png

« Día perdido. | Main | efeméride »

27 de Marzo 2006

El día después.

      Hay una ?buena- razón por la cual los abogados penalistas cobran una estupendísima provisión de fondos antes de mover un solo dedo para sacar a un detenido del calabozo.

      Normalmente, los detenidos son ?sorprendánse- criminales, y generalmente poco de fiar. Eso del honor entre ladrones es una entelequia de lo más aparente, pero se corresponde poco con la realidad. Puede que sirva para inspirar un par de novelas y hasta una bonita película en la que Kevin Spacey haga de malo-buenísimo, pero si vas a confiar en la palabra de un chorizo, que sea con un buen fajo de efectivo por adelantado. Nada de cheques.

      Y aunque no es culpa mía, supongo que la cara de gilipollas que se me ha quedado me servirá de lección para la próxima vez.

      Regla nº 3. Estabas avisado.

Posted by Towsend at 27 de Marzo 2006 a las 05:15 PM