bannerp.png

« Más... | Main | Día perdido. »

22 de Marzo 2006

Alquileres chollo

      Tengo un cliente ?me encanta comenzar los posts con esas palabras- que tiene un problemilla. Por una vez se trata de uno de esos clientes que antes de actuar, se acercan a hablar con el abogado para que les aconseje sobre las opciones que tienen, delante de un plato de Spaghettis a la marinera y un vaso de vino rosado. Adoro cuando los clientes actuan de este modo. Aun no saben que sigo alimentandome a base de Kebab.

      Me explica el caso. Vive en un apartamento propiedad de su ex-pareja. Despues de una breve crisis y una amarga ruptura ?¿Pero las hay de otra clase?-, el ex se largó y mi cliente se quedó en el apartamento, Un ático-loft recien reformado en el centro de la ciudad, amueblado de diseño y con vistas al casco antiguo, a cambio de un alquiler miserrimo ?casi simbólico-. Los muebles los compraron entre los dos. Una casa para un auténtico BO-BO.

      De esto ya hace medio año. Desde entonces, antes del día 5 de cada mes, mi cliente efectua a su ex una transferencia bancaria con el concepto ?alquiler? bien destacado. Todo como la seda, parece que le he haya adiestrado yo.

      Sin embargo, hace un par de semanas recibió un bonito requerimiento, conminandole a abandonar el inmueble; y como no sabía que carambanos hacer, cogió el Tow-Telefono, quedamos para comer y para que me contase sus penas.

      Despues de disfrutar de la comida, escucharle y de solucionarle un par de dudas, le propongo las distintas alternativas que yo veo en este tema. ?y para un mejor entendimiento aquí, las ordeno de la que menos me gusta a la que más-:

      1º.- Quedarse en el apartamento, dejando de pagar. Muy mal bicho. Se enfrenta a una demanda de deshaucio y de cantidad por rentas impagadas.? y si tienen de donde pillar, con condena en costas y toda la pesca no merece la pena. Altamente desaconsejable.

      2º.- Irse, Vendiendo todos lo muebles y desapareciendo de la faz de la Tiera. Tampoco me convence. Sólo una parte de los muebles son suyos. Delito de apropiación indebida. Mejor no ¿No?.

      3º.- Irse tranquilamente como quiere el dueño, pero llegando a un sobre los muebles. Ésto es lo que el dueño del piso quiere. Sin duda la que menos quebraderos de cabeza le reportaría a mi cliente, pero la más aburrida. Una cosa es terminar una relación más o menos bien; y otra cosa plegarse a lo que los demás exigen. Yo no lo haría tampoco.

      4º.- Y mi preferida y la que más le jodería al dueño- Quedarse. Pagando religiosamente todos los meses. Incrementando anualmente el precio del arrendamiento conforme al IPC. Que nos demanden, que esto es uno de los casos más fáciles de ganar que he visto en mi carrera.

      El problema es que mi cliente pensaba que estaba desprotegido porque no tenía contrato. Craso error. Que no sea por escrito no significa que no haya contrato. Estamos ante un contrato verbal de arrendamiento facilmente demostrable mediante las transferencias e incluso las testificales de los vecinos ?los jucios con porteras de por medio molan mil- y que que a falta de clausulas especificas, se regirá por lo dispuesto en la LAU.

      Lo que quiere decir, que tiene una prorroga legal y forzosa de hasta cinco años en los que el propietario tiene que aguantar a este inquilo cobrándole la mitad de lo que podría sacar en el mercado y comiéndose los puños. Que nos demanden, que aquí estamos esperándolos.

      Supongo que todo dependerá de las ganas de joder a su ex que tenga mi cliente, pero tal como está el tema de la vivienda, yo ni me lo pensaba.

Posted by Towsend at 22 de Marzo 2006 a las 12:06 PM