bannerp.png

« Febrero 2005 | Main | Abril 2005 »

17 de Marzo 2005

Bonito día...

?Joven abogado itinerante?.

      Quedaría mucho mejor en mi tarjeta que ?pato mareado? o que ?simple gestor?. En verdana. Por supuesto cartoné de gramaje medio y color crema.

      Hay mañanas en las que, cuando sales a hacer un simple trámite en algún organismo oficial, no sabes muy bien cómo, acabas perdiendo toda la mañana de negociado en negociado, y de sede en sede.

      Normalmente, cuando tengo que ir a hacer una gestión, voy a tiro hecho, Ya me conozco media docena de instituciones y tengo fichados a un par de funcionarios en cada sitio. En definitiva, conozco ?un poco- los mecanismos de las administraciones con las que solemos tratar en el despacho y así, para hacer alguna gestión- no tengo que perder todo el día.

      En cambio, cuando me tengo que enfrentar a una burocracia que no conozco, la solución es la de hacerme pasar por novato inexperto "Hola buenas, mire, soy el pasante de un despacho de abogados y tengo que..." La mayoría de las veces, poniendo cara de pardillo, acabas cayéndole en gracia a algún despiadado funcionario, que a cambio de terribles favores sexuales te echa una mano y te soluciona en un tris-tras tu gestión.

      Sin en cambio, en otras ocasiones, la Burocracia ?así, con mayúsculas- te rodea y te absorbe, y acabas siendo un número más en sus estadísticas. Haces cola en información, expones tu problema, te dan un número, esperar media hora, te toca, te dicen, que no, que para lo tuyo tienes que ir a otro sitio, que está en la otra punta de Madrid. Y vuelta a empezar.

      La verdad es que cuando eso sucede, cuando por fin terminas, normalmente lo que más apetece es, terminar mi gestión cuanto antes y salir pitando para el despacho, donde por lo menos puedes sentarte y no tienes que aguantar a la... gente.

      Pero hoy no. Hoy hacía un día primaveral, cojonudo, y las terrazas del paseo de recoletos me hacían guiños para que me tomase una cañita y me leyese un capítulo de esta novela antes de seguir hacia el despacho. Pero justo cuando estaba decidiendo si me sentaba en esta o en aquella silla, me han llamado del despacho. Que tenía que pasarme por plaza de castilla. Se ve que ya me conocen.

      Bueno, no se puede tener todo ¿o si?

Posted by Towsend at 5:22 PM

16 de Marzo 2005

¿Hacienda somos todos?

      Decía mi profesor de Derecho Tributario que no defrauda quien quiere, si no quien puede. A aquella frase lapidaria, le añadiría yo que defrauda quien puede y sabe, porque el Derecho Financiero y Tributario, que se escinde del Derecho Administrativo es una de las ramas más pesadas de toda la carrera.

      Por querer, todos queremos defraudar a ?Hacienda?, que es como bien sabemos un ente maligno, dedicado a chuparnos la existencia, a traves de los impuestos. ¡Qué levante la mano quien no quiera defraudar a Hacienda! Y queremos defraudar a Hacienda, porque desgraciadamente, seguimos teniendo esa sensación de país tercermundista de que Hacienda no somos todos; Hacienda somos los desgraciados que no podemos permitirnos engañar a Hacienda, por mucha campaña institucional que nos plante el gobierno de turno.

      Como va a pensar un Taxista, Autónomo que tributa por módulos, que ?Hacienda somos todos?, si se entera escuchando la Radio, que los consejeros de tal banco se han desgravado un montón de millones repartiéndose de los beneficios de la entidad unas Opciones de Compra de Acciones, que no tributan. ¡Que le den a los módulos! El Taxista defraudará todo lo que pueda, haciendo un montón de horas extra que no declarará.

      Y lo peor de todo es, que cuando un trabajador paga sus impuestos tiene la sensación de que le están estafando algo. Que todos los meses le retienen una parte de sus sueldo que no deberían retenerle, porque al final los que deberían pagar de verdad ?porque se supone que nuestros impuestos son progresivos ?quien más tiene. Más paga- se escaquean. Con un poco de suerte, a Alicia Koplowitz le sale la declaración de la renta a devolver. Y cuando en Junio nos enteramos que nos sale la declaración a devolver, lo tomamos como un regalo que nos hace Papa Estado y no como lo que es... una devolución de lo que durante el resto del año le hemos estado pagando de más. Tendrían que hacer esas devoluciones con intereses, leñes.

      El trabajo del asesor fiscal consiste en jugar con las leyes tributarias, encontrar sus resquicios, sus fallos y conseguir que su cliente pague menos impuestos de los que debería. Aunque rayando muchas veces la defraudación y la ilegalidad, la mayoría de las veces es perfectamente legal. ¿Plan de jubilación rescatable? ¡Desgravación! Por supuesto, que un asesor fiscal dirá que su trabajo consiste en hacer que su cliente pague exactamente lo que le corresponde pagar.

      Y en terrenos más farragoso ?y más ilegal-, es más fácil defraudar si se tienen doce mil millones de euros que doce mil. ¿Por qué? Pues porque con doce mil millones se pueden montar fondos de inversión, operaciones transnacionales, fundaciones dedicadas al estudio de la cría del boniato en cautividad.. Un montón de instituciones pensadas ?no nos engañemos- para desgravar, mientras que con una nómina de doce mil euros anuales, la empresa para la que trabajas lo declara, te hace la debida retención y Hacienda te tiene cogido por las pelotas. ¿Que te vas a desgravar? ¿La hipoteca, el alquiler? ¡Minucias!

      Yo reconozco humildemente que esta rama del derecho me supera; soy incapaz de enfrentarme a los vericuetos de las declaraciones de impuestos. Y quizás así sea más feliz. ¿Debí haber prestado más atención en clase de Tributario?

Posted by Towsend at 12:55 PM

15 de Marzo 2005

¿Por qué sabrá tan rico este cocido?

      Mis muy queridos futuros clientes, dejadme que os dé un consejo: No enterréis jamás los cadáveres en el jardín de la parte de atrás de vuestra casa. Es el primer sitio en el que buscará la policía.

      Si has matado a alguien ?¡oye, todo el mundo tiene derecho a ganarse la vida de una manera o de otra!- será mejor que no estés cerca del cuerpo cuando éste aparezca, ya que como dice el Profesor Reverte Coma, los cadáveres son muy porfiados y más tarde o más temprano acaban por aparecer cuando menos se espera.

      John Reginald Christie, Marc Dutroux, hasta el Señor Ética. Todos ellos cometieron el mismo error. No deshacerse correctamente de los cadáveres que dejaron a su paso. Sin ir más lejos, el célebre asesino del mesón ?el Lobo Feroz? emparedó un par de fiambres en el sótano de su restaurante, donde el olor a putrefacción acabó llamando la atención de los vecinos, y estos, claro, avisaron a la policía.

      Si no queremos que nos trinquen con un esqueleto en el armario, tenemos que desligarnos en la medida de nuestras posibilidades de él. Para ello, existen dos garndes soluciones:

      En primer lugar, deshacerse del cuerpo. Pero ésta no es una tarea tan sencilla como puede parecer. Todo deja un rastro que puede ser seguido por los antropólogos forenses. Ácido, cremación, trituración con amasadoras industriales, enterramiento en parajes alejados... Todo deja residuos que nos pueden delatar ¡no hay nada como soltar un par de cadáveres en un cañaveral como para que al mes siguiente recalifiquen los terrenos para viviendas y procedan a desecarlo! A desiré Landrú, le acabó traicionando el olor a barbacoa que rodeaba perpetuamente su casa de Gambais.

      Para deshacerme de un cadáver, mi técnica preferida es dejar los cuerpos donde deben estar. En los cementerios. Nadie se va a extrañar de que haya un cadáver en un cementerio. Así que no hay más que buscar un cementerio del extrarradio, sin vigilancia, abrir una de las tumbas o cavar una en caso de que las tumbas estén abiertas sobre la misma tierra y dejar nuestro bulto tranquilamente. ¡Y por favor, tratad de que no sea un cementerio indio!

      También podemos cargarle el mochuelo a otro. Recomendado sólo a los expertos en la materia. Aquí si que se recomienda el dejar el paquete en el jardín de detrás de la casa. Del jardín de la casa del compañero de trabajo que nos cae mal, por ejemplo.

      Un consejo básico para cualquiera que se vea en el trance de tener que ocultar las pruebas de un delito de sangre es no dejarse caer en la desesperación. A lo hecho, pecho, y si ya tenemos un cadáver en el suelo del salón, por lo menos facilitemos nuestra defensa al abogado, haciendo que el cadáver tarde mucho en aparecer. Ya se sabe que sin cadáver, no hay homicidio.

      Vamos, a no se que queráis ser una nueva entrada en la página web del Museo de Antropología Médica-Forense, Paleopatología y Criminalística de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid.

Posted by Towsend at 12:57 PM

10 de Marzo 2005

10 cosas que un abogado odia oir decir a sus clientes.

      10) ?No quiero llegar a un acuerdo. ¡Si hay que ir a juicio, se va!?

      9) ?Me contaron el otro día un chiste de abogados buenísimo...?

      8) ?Los chicos que estaban de botellón serán testigos fiables?.

      7) ?No hay pruebas, ni las habrá?.

      6) ?No se preocupe, mi marido nunca haría eso?.

      5) ?¿Cómo iba yo a saber que eso era ilegal??

    4) ?¿Pagarle por el informe? Pero si al final no han hecho falta sus servicios...?

      3) ?¿Y quien me va a obligar a ingresarle la pensión a mi ex??

      2) ?Acabo de firmar un contrato y quiero que lo revises?.

      1) ?Yo Confío plenamente en la justicia?.

Posted by Towsend at 3:35 PM

9 de Marzo 2005

Extranjeritos todos

      A propósito del post sobre el Procedimiento de Normalización de trabajadores extranjeros está teniendo lugar en estos momentos y que escrbí hace unas semanas, me encuentro que entre las visitas al viejo blog, hay varios cientos de personas que entran en él interesándose por dicho procedimiento. Esto me llama la atención, porque según los medios de comunicación, el procedimiento de regularización -¡uy no! De ?normalización? está resultando un desastre. ¡Ah no! Eso era la semana pasada. Esta semana, la noticia es que hay que abrir unas cuantas docenas de oficina de atención y recepción de solicitudes, porque las que estaban previstas se están desbordando ?que cabeza la mía-.

      Un par de situaciones ?ni siquiera me atrevo a llamarlas Consultas- con las que me he encontrado esta última semana.

      Un cliente me trae un requerimiento del ministerio de trabajo para que explique porqué tiene a 22 personas empadronadas en un piso de 17 metros cuadrados de su propiedad. Parece que dicho piso se lo alquiló hace tres años a una pareja de inmigrantes ecuatorianos, y desde entonces, éstos han empadronado en él a todos sus familiares y conocidos. Y ya sabéis amiguitos, que ahora la ley actúa.

      Otro cliente que tiene explotaciones ganaderas (rebaños de ovejas, concretamente) me asegura durante una comida que no piensa regularizar ni un inmigrante más. Que ya ha regularizado a dos y que a los tres meses de tener permiso de residencia y de trabajo se largaban con viento fresco a la ciudad a trabajar como albañiles, donde ganaban el triple que como pastores. No parece querer entender que subiéndoles el sueldo, quizás se quedasen, porque seguro que la gente no trabaja pastoreando ovejas por amor al campo y a los animales. Un buen sueldo seguro que ayudaba.

      Número de solicitudes preparadas y presentadas hasta el momento: 5

Posted by Towsend at 4:05 PM

8 de Marzo 2005

¿Me se lee?

A la espera de dejar unos colores definitivos para los enlaces, presentamos el primer "look" del blog gracias a Marisa, la adorable y pequeña Yonki, quien puede jurar que no he usado látigo para convencerle.

Gracias resalá, te debo un mini de calimocho y un donut.

Posted by Towsend at 6:56 PM

¿Despedida y Cierre?

    Queridos lectores:

    Por diferencias con la dirección de ZONALIBRE y sin que haya tenido nada que ver el Spam masivo, los pop-unders, el código alterado y la gestión del dinero entregado para el mantenimiento del servidor -Que no, que en serio- este blog despide sus emisiones de esta comunidad mudándose a www.bloj.net/towsend

    A todos los lectores, esperamos veros allí. A todos los que os quedáis, os deseamos suerte.

    La vais a necesitar.

Posted by Towsend at 4:37 PM

7 de Marzo 2005

El Oficio

      Hacía un calor sofocante. En la oficina esperaba un hombre en mangas de camisa, pantalón caqui, botas de caminar y salacot. Estaba sentado en una silla con las piernas cruzadas y bebiendo un vaso de agua con hielo. Su interlocutor, un tipo grande, obeso, se esforzaba en parecer simpático mientras se secaba el sudor de la frente con un pañuelo que había sido blanco.

      - Usted dirá- dijo el gordo, mientras trataba de ocultar el cerco de sudor de las axilas.

      - Verá, estoy buscando un par de pasantes para mi bufete.

      - Pues ha venido al lugar adecuado. Tenemos los mejores estudiantes de derecho del país. Pero permítame hacerle una pregunta ¿por qué dos?

      - Había pensando contratar un par de pasantes a tiempo parcial en lugar de uno a tiempo completo para no tener que pagarles tanto.

      - ¿Pagar? ¡¿Pagar?! ¡Pero hombre de Dios! Son pasantes. No cobran. Son alegres, complacientes y dispensables. Y si se ponen gallitos siempre se les puede devolver al arroyo. Además, sólo tiene que hacerle trabajar el doble, amenazándole con buscarse otro pasante .

      - Hombre, visto así... ?el hombre del salacot reflexionó un momento-¿Dígame, Sus pasantes tienen escrúpulos?

      - Ni hablar. Se los extirpamos en cuanto entran en la Facultad.

      - ¿Ah, y cómo hacen eso?

      - Mediante una sencillísima operación quirúrgica. Se abre el mesenterio y se extraen los escrúpulos, con cuidado de no dañar los redaños. No queremos abogados pusilánimes.

      - ah, eso está bien.

      - ¿Y ha pensado en algo en particular?

      - La verdad es que no; es la primera vez que vengo aquí.

      - Si le parece bien, podemos echar un vistazo a los estudiantes que tenemos en stock, y si quiere, se puede llevar uno puesto.

      - Por supuesto.

      - ¡Chico! Saca a los pasantes al patio.

      Un momento más tarde, en el exterior del pequeño bungalow había formada una fila de jovenzuelos, ellos con traje gris marengo o de impecable raya diplomática. Ellas con traje sastre de falda con colores algo más vivo. El ayudante del gordo los mantenía a raya con un rebenque.

      - Como puede ver, son intimidantes.

      - Buena pinta si que tienen, si, aunque se les ve algo verdes.

      - Hombre son pasantes. Si lo que quiere son abogados un poco más curtiditos, tendrá que ir al Colegio.

      - No, no. Pasantes está bien. ¡A ver tú, abre esa boca. -Y acto seguido inspecciono con meticulosidad la dentadura de uno de los mozos.- Buena dientes. Éste me gusta.

      - Excelente elección, si me permite decirlo. Ese está terminando una tesina en derecho de empresa, Sociedades Limitadas, si mal no recuerdo.

      - Huuuumpf. Societario no, que estamos servidos. ¿No tiene nada en derecho de familia?

      - Aquel de allí está haciendo un voluntariado en una asociación de mujeres maltratadas. Él sólo ya ha llevado un par de liquidaciones de sociedades de ganaciales.

      - Suena estupendamente. ¿Y tu que dices, muchacho? - Dijo el cliente, arreando un fustazo al estudiante en el abdomen.

      - ¿A quien hay que demandar, señor? - replicó el estudiante con la vista perdida en el horizonte cual infante de marina.

      - ¡Me gusta! Me lo llevo.

      - Excelente, es muy servicial y sabe llevar el maletín con mucha naturalidad.

      - No nos pasemos. Aun tiene mucho que aprender.

      - Por supuesto. Si me acompaña a la oficina, tramitaremos los papeles en un momentito.

---

      Bueno, puede que una visita al COIE no sea ?exactamente- así, pero se le parece bastante.

Posted by Towsend at 4:37 PM

6 de Marzo 2005

Un buen comienzo...

    ¿Qué son trescientos abogados en el fondo de la bahía?

Posted by Towsend at 10:15 PM