bannerp.png

« Declarando... | Main | Cuando las barbas de Garrigues veas quemar... »

14 de Febrero 2005

PROCESO DE NORMALIZACIÓN DE TRABAJADORES EXTRANJEROS - 2005

      ¡Cómo cambian las tornas!

      Hace un año, más o menos, a todos los que se acercaban por la subdelegación de trabajo de la Comunidad de Madrid (esa que está en Bretón de los Herreros), les daban un pasquín como este.

extranjeria.gif

      Y es que por aquel entonces, las políticas de extranjería que preconizaba el P.P. eran del tipo “NO PASARAN” y regularizar a un inmigrante era una tarea casi titánica. ¡Ojo!, que yo mismo he llevado unos cuantos expedientes de inmigración a buen puerto, pero lo normal era que los expedientes se dejasen caducar porque uno de los requisitos que se venían exigiendo era la presentación de un visado en vigor de entrada en España, y como la mayoría de las veces estos señores habían entrado de manera irregular, no se querían arriesgar a volver a sus países a por un visado que en la mayoría de las veces no se concedía. Bonita trampa legal. Preciosa

      Como consecuencia de ello, se venía calculando que había alrededor de 800.000 personas en situación irregular en nuestro país –La semana pasada, los datos del censo hablaban de más del doble-. Gente que teóricamente está trabajando sin cotizar a la Seguridad Social, con el consecuente perjuicio que para las arcas estatales eso suponía, pero el partido en el gobierno parecía hacer oídos sordos a algo que ya era un clamor popular.

      Y ahora el PSOE, consecuente con sus políticas anunciadas en la última campaña electoral, ha abierto un plazo para la “normalización” de la situación de toda esta gente. Me hace gracia ver como huyen del termino “regularización extraordinaria”, que era el que venían usando sus antecesores en los cargos. -¡¡Wittgenstein!! Gritará alguno- Benditos políticos. Qué más dará como lo llamen, pregunto yo, con tal de que lo hagan.

      Pues, a mí, que he visto verdaderos dramas por un quítame allá este sello, me parece estupendo. Nosotros que hasta hace bien poquito hemos sido un país de emigrantes, no podemos permitirnos el lujo de rechazar a aquel que venga a trabajar en lo que buenamente pueda. Aquellos que piensen que los inmigrantes sólo vienen a delinquir o a quitarnos nuestros puestos de trabajo, que le pregunte a su tío, el que volvió de Alemania, cómo les trataban a ellos en los años 50, y que después argumente si no se le cae la cara de vergüenza.

      Según el reglamento que acaba de entrar en vigor, se da tres meses a los empleadores para que regularicen la situación administrativa de sus trabajadores irregulares. Si no lo hacen, pasado este tiempo podrán ser los propios inmigrantes –que cumplan los requisitos para someterse a este proceso de “normalización” quienes puedan denunciar a los empleadores que no lo hagan voluntariamente. Me pregunto cuanto tardaremos en ver los primeros casos de picaresca en este asunto.

      Tampoco es una carta blanca para que todo el mundo, hay que cumplir cuatro requisitos.

      a) Estar empadronado antes del 8 de Agosto de 2004 en cualquier municipio de España
      b) Carecer de antecedentes penales en el país de origen y en España.
      c) Tener pasaporte en vigor del país de origen.
      d) Presentar un contrato de trabajo o compromiso de contrato.

      En cualquier caso, aconsejo a cualquiera que esté realizando estos trámites que se informe en la web que ha preparado el Ministerio de Trabajo.

Posted by Towsend at 14 de Febrero 2005 a las 06:06 PM