bannerp.png

« Tres cerraduras y Trece llaves. | Main | CasaCool (tm) »

26 de Agosto 2004

Alquilar en Madrid

   Esto al principio iba a ser una especie de “Guía de Charles M. Towsend para descifrar los anuncios de alquileres en Madrid”, sin embargo, después de un par de días mirando anuncios por Internet y en el Segundamano

Hay un par de cosas que deberías saber si pretendes alquilar un piso en Madrid

En primer lugar, hay que sopesar si quieres compartir piso con unos amigos / colegas / perfectos desconocidos y acabar odiándoles (opción –relativamente- económica) o si valoras tu intimidad y prefieres irte a vivir solo o con tu pareja (opción cara de cojones), lo que nos lleva al segundo punto. El precio.

Vete preparando amigo, porque debes saber que en Madrid no hay alquileres de apartamentos por menos de 500 eypos. Miento, si que los hay. He visto apartamentos de ¡7 metros cuadrados! por 165 euros al mes. Pero lo más barato que vas a encontrar son apartamentos situados a media hora del centro por aproximadamente un billete morado. Las condiciones en las que éste esté ya son otra historia que dejaremos para mejor ocasión.

Tres. Todos los anuncios, de particulares o de agencias, mienten de una manera o de otra. En esto son muy parecidos a los políticos. Cuando directamente no dicen la verdad, hay bailes con las cifras, y si no callan descaradamente las deficiencias del piso o de la finca. “Edificio representativo” quiere decir “casi ruina”. >“Ideal para una persona sola o pareja” quiere decir “minúsculo”. “céntrico” quiere decir “subo el precio porque tienes cara de pardillo”. “Barrio con mucha vida” puede querer decir “los bares no te van a dejar dormir” o “la semana pasada ametrallaron a un moldavo en la esquina y por eso nos vamos echando leches de aquí”

Una cosa más. La ley de Arrendamientos Urbanos prevé una fianza de una mensualidad (que el arrendador está obligado a depositar cuando inscribe el contrato de arrendamiento en el registro de la propiedad-¿a que no lo sabíais?) para hacer frente a las posibles responsabilidades que se deriven del arrendamiento. Además es perfectamente posible establecer otro tipo de garantías personales, como por ejemplo, un aval bancario por una anualidad de renta, exigir nomina fija o declaración de la renta del año pasado. ¿Querido arrendador: no cree usted que si tuviese nueve mil eypos en el banco, quizás me interesaría comprar casa propia? Y si buscas el piso por agencia, entonces tendrás que sumar a estos gastos una mensualidad más. Vamos, para echar cohetes.

Y sin más dilaciones, les dejo, que he quedado dentro de veinte minutos para ver un apartamento que promete...

PD: No malajes, el título de ésto no es un post-keyword de esos ¿o quizás si?

Posted by Towsend at 26 de Agosto 2004 a las 12:05 PM