bannerp.png

« Mayo 2004 | Main | Julio 2004 »

28 de Junio 2004

Tarde de lunes.

Opción 1) Me meto en casa con el apasionante monográfico (en dos volúmenes) del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid sobre la nueva Ley Tributaria, para ponerme al día con una promesa que me hice hace ya algún tiempo.

Opción 2) Me visto de paisano, arramblo con mis últimos 20 lerus y me voy a tomar unas cañitas a alguna terraza de la plaza mayor con mi novia.

Opción 3) Me quedo toda la tarde embobado, delante de la salida del aire acondicionado del despacho, intentando moverme lo menos posible para no tener que salir a la calle donde indefectiblemente moriría abrasado en menos de tres minutos.

Yo voto por la dos. ¿Y vosotros?

Posted by Towsend at 8:20 PM

24 de Junio 2004

Vida de alguien...

   Pese a toso, Sinforoso García era feliz.

   Era un hombre tranquilo, de complexión menuda, barriga prominente y bigotito recortado a lo Errol Flynn que lucía una más que incipiente calvicie con toda la dignidad que le era posible. Comía bien, pero sin hacer excesos, apenas bebía y no fumaba. Su mujer le quería, él quería a sus hijos y Estos, en plena adolescencia les odiaban a ambos. No tenía vicios conocidos y nunca en su vida se metió en un lío.

   Trabajaba, más horas de las que pasaba en su casa, como agente comercial, ramo de tuercas, tornillos y roscas para una gran empresa, en la delegación en su ciudad, junto con otros cientos de agentes comerciales. Su trabajo consistía en llamar por teléfono a sus clientes y venderles elementos de ferretería. A veces tenía que salir a visitar a algún cliente, pero estas eran la menos ocasiones. Él prefería estar en su oficina, controlando las interminables listas del almacén, cotejando las tuercas del número doce con las existencias de este o de aquel cliente. Sin duda no tenía el trabajo más apasionante del mundo; muchos dirían que de hecho llevaba una vida gris y monótona, pero como ya hemos dicho, él era feliz. O por lo menos lo parecía.

   Una noche, tras un día especialmente aburrido en la oficina, Sinforoso se dirigió al garaje de la empresa y mientras sacaba las llaves del coche del bolsillo del pantalón cayó muerto, fulminado por ataque cardiaco. Los médicos dictaminaron que la vida sedentaria le había pasado factura demasiado pronto.

   La verdad es que nadie tardó mucho tiempo en olvidarle. Ni su mujer, que en menos de un año había vuelto a casarse, ni sus hijos, ni sus compañeros de trabajo. Sinforoso no hizo nada en su vida digno de ser recordado, y quizás sea así mejor.

   La vida pasó por Sinforoso García, pero diez años después de su muerte, nadie recordaba el paso de Sinforoso por la vida.

Posted by Towsend at 6:08 PM

22 de Junio 2004

Vista

   Estoy en sala. Debo ser el abogado del demandado porque estoy sentado a la izquierda del juez, que está haciendo un crucigrama, mientras el secretario juega a la PlayStation en vez de levantar acta de la vista. A mi lado está un procurador y enfrente el abogado contrario con una enorme nariz de payaso.

   Cuando el otro abogado empieza a hablar me doy cuenta de que sólo estoy vestido con la toga. Por alguna extraña razón, he dejado mi pantalón, mis gallumbos y mi camisa en la sala de togas, y trato como buenamente puedo de ocultar mis canillas debajo del estrado.

   El abogado de la parte contraria está machacando a mi cliente a base de base de bien. Pide una condena de cien años y un día y que le condenen a entregar cierta colección de cinturones de cocodrilo. Cuando termina, el juez hace un aspaviento con la cabeza y me cede la palabra.

   Con un efecto teatral me levanto y me recojo la toga con ambas manos intentando recordar un esquema mental de las alegaciones que llevaba preparadas, pero al asir la solapa de la toga dejo entrever mis vergüenzas y apenas acierto a emitir un graznido aberrante que hace acoplarse los micrófonos. El otro abogado y su procurador lo celebrar dando manotazos a sus narizotas de payaso, que emiten sonidos secos. Su Señoría empieza a abroncarme por no guardar sala, y es en ese momento que me doy cuenta que detrás mío hay un verdugo con unas mallas negras, una capucha y un enorme hacha doble a la que está sacando filo con una pequeña piedra de afilar.


   Hablando de sueños raros...

Posted by Towsend at 12:15 PM

17 de Junio 2004

trabajo

   Vaya, ya son casi las ocho de la tarde. He estado trabajando todo el día.

   Parece mentira como cunde el tiempo cuando estás concentrado en tus quehaceres.

   Vosotros lo sabéis, yo lo se...

Posted by Towsend at 8:27 PM

16 de Junio 2004

Uso y abuso

   Anoche quise probar algo. Busqué en mi disco duro uno de esos acuerdos de uso de programa de ordenador que tengo instalados (Concretamente de una versión vieja del Acrobat reader) y le di un poco de formato. Después de poner todo el texto a un tamaño y fuente de letra “normal” (Times new Roman 12) y de haber separado los párrafos y las cláusulas para que fuese mínimamente inteligible, este “contrato de licencia de software” ocupaba 11 cláusulas y la friolera de 14 páginas.

   Cuando uno piensa en contratos con grandes empresas, automáticamente recuerda esa escena de los hermanos Marx que da titulo a este Blog. Groucho desenrolla un enorme pergamino y empieza a leer “La parte contratante de la primera parte contratara a la parte contratada de la segunda parte ¿Qué tal?”. La realidad no es demasiado diferente de cómo la retrataban hace casi 70 años. Con la excepción de los habanos, por supuesto.

   Las grandes compañías, alegando la necesidad de suscribir contratos con cada uno de los destinatarios finales de sus productos vienen creando lo que se llaman contratos de adhesión, con sus cláusulas generales de contratación perfectamente delimitadas. La técnica es simple. No van a malgastar tiempo y recursos en suscribir contratos individuales con cada uno de esos usuarios. Hacen un contrato genérico al que éstos se adhieren. Si no estás conforme con estas cláusulas, simplemente no te dejan contratar con ellos “la vida es una lenteja, o la tomas o la dejas. Nuestros servicios (o nuestro programa) también; nosotros no le obligamos a contratar nuestros servicios”. En el caso de los programas de ordenador, la mayoría de las veces, nos encontramos con una parrafada escrita en un idioma que desconocemos cuando pretendemos instalarlo. Muy pocas veces lo leemos, y cuando lo hacemos, tampoco le hacemos demasiado caso. A veces, descubrimos que por el simple hecho de abrir un programa de ordenador, ya nos estamos sometiendo a la jurisdicción de algún ignoto tribunal de Michigan “para cuantas controversias surgan al respecto del uso de la licencia de este sofware”.

   Estos contratos de adhesión contienen a veces un lenguaje tan enrevesado que hasta a los abogados, que se supone somos expertos en el lenguaje “legal”, nos cuesta entender. Todo se lía una y otra vez para que al final el usuario no sepa si está instalando un programa o postulando su pertenencia a alguna secta evangelista.

   Por supuesto que existen mecanismos para hacer frente a los posibles abusos por parte de las empresas que utilizan estos medios de contratación masiva. Pero son Lentos y caros. A no ser que sean casos flagrantemente incosntitucionales, las administraciones públicas no toman cartas en el asunto, amparandose en ese bonito neoliberalismo que impregna nuestra vida pública.

   ¿Alguno de ustedes puede afirmar sin temor a equivocarse que nunca se ha bajado un programa, que entre las cláusulas de su licencia de uso no incluya la entrega de su primogénito? Y por supuesto, omito las licencias de uso de Microsoft, porque como dueños de cuanto estoy escribiendo ahora mismo, por hacerlo a través de una maquina que usa su sistema operativo, y conforme a aquellas, ahora mismo podrían enviar a un matón a romperme el meñique por hablar mal de ellos.

   En fin, yo siempre he sido partidario de redactar contratos claros, sencillos y sobre todo cortos. ¿Debería replantearme mi profesión?

Posted by Towsend at 4:54 PM

15 de Junio 2004

Más Hastío

   -¡Válganme mis orejas y bigotes, qué tarde se me está haciendo!

    Llevo ya una hora esperando que llegue un cliente, que por alguna razón ha debido pensar que como es el cliente, y seguro –segurísimo- lleva la razón, no necesita reunirse con su abogado el día antes de la vista para preparar su declaración.

* * *

    Soy la rabia reprimida-y-a-punto-de-estallar de Jack.

* * *

    Me he cansado de ojear y hojear una y otra vez los artículos del código de comercio y la jurisprudencia que vamos a alegar, y mirar el gotelé del techo del despacho ya no supone reto alguno.

* * *

    He ordenado cinco veces el expediente. He colocado los documentos en orden de recepción y después los he reordenado, conforme pensaba usarlos mañana; pero me parece que como no llegue pronto, mañana no voy a usar ningún documento.

* * *

    Llevo ya dos horas esperando. Me he aprendido la demanda de memoria.

* * *

    Estoy harto. me voy a casa. Ahora.

   ¡Toc!¡Toc!

    Murphy me odia; estoy seguro...

Posted by Towsend at 6:55 PM

14 de Junio 2004

los pies encima de la mesa

   Éste es uno de esos momentos en los que terminas definitivamente un asunto que lleva coleando demasiado tiempo en el despacho. Una reclamación de cantidad por la que se ha estado negociando y peleando demasiado tiempo. Demasiado esfuerzo para lo poco que es.

   Pero por fin y después de abroncar a mi cliente como ya tenía ganas de hacerlo, he podido disfrutar de la expresión “dar carpetazo a un asunto” en toda su gloria. Ése es un expediente que no voy a ver durante mucho tiempo. Nunca jamás espero. Y es que hay gente que cuando no paga, lo hace por tocar los cojones con saña.

   Yo comprendo que cuando unos albañiles te dejan la casa empantanada, el parqué arañado y el trabajo a medio terminar es un motivo más que suficiente para no pagarles, pero si vas a hacerlo, creo que devolver un cheque bancario no es el método más eficaz para ello. Y desde luego, cuando el tema esté delante de un juez, no intentes convencerle de lo malísimos que son los peones de la construcción.

   En fin, un asunto solucionado, y la verdad, que bastante satisfactoriamente. –En estos momentos me molo mucho a mi mismo-.

   Si tuviese tiempo, me descalzaría y haría algún estúpido baile de la victoria encima de la mesa de mi despacho, para mofa y befa de mis compañeros, pero como no dispongo del tiempo necesario para ello, casi voy a optar por escribir esta memez en el blog, y a enchufar algo del finado Ray Charles en el winamp, mientras recojo la siguiente carpeta del montón que se amontona peligrosamente en la bandeja de entrada de mi despacho.

Posted by Towsend at 7:19 PM

11 de Junio 2004

por fin...

     Por fin es viernes.

     Y por fin empiezo a comprender que significa eso. Significa que mañana no es día laborable. Significa que mañana no me tengo que levantar a las siete-cuarenta de la mañana, ducharme, vestirme, desayunar y salir con el café caliente aún en la garganta disparado hacia el trabajo.

     Significa que mañana puedo remolonear en la cama hasta las once y media, o si me da la gana, hasta las doce o la una. Levantarme para comer y volver a la cama para la siesta.

     Significa que durante escasas cuarenta y ocho horas puedo olvidarme de los problemas de los demás- que aunque sea lo que me da de comer, siguen siendo problemas- para ocuparme de tareas cuya mayor dificultad sea la de decidir entre ver “Malcolm in the Middle” o poner música.

     Significa que voy a tener más de media hora para comer aún a sabiendas que después me va a tocar lavar los platos, y que por un día no voy a tener que enfrentarme a la crisis diaria de decidir si tal corbata combinará o no con aquella camisa., que voy a poder llevar mi camiseta raída de las CLN 2002, durante todo el fin de semana.

     Significa que por fin, y durante dos días, puedo dedicar todo mis esfuerzo a descansar.

Posted by Towsend at 10:07 PM

10 de Junio 2004

Reconocimiento de deuda

   No hay nada más triste que tener que redactar un documento de reconocimiento de deuda-para un cliente, por supuesto-. Obviamente, es una manera de hablar. Hay cientos de cosas mucho más tristes que redactar un documento de reconocimiento de deuda. Pero tener que reconocer que se debe un dinero y que por el momento no se dispone del liquido necesario para hacer frente a esa deuda, implica una humillación del deudor especialmente dolorosa frente a quien es el acreedor.

   En primer lugar implica que se ha perdido la confianza en el deudor. Que su simple palabra ya no sirve para avalar la deuda que tiene con el acreedor. Y que el acreedor quiere disponer por escrito de un documento con el cual acudir a los tribunales, de una manera más fuerte por si tiene que acudir a aquellos para reclamar lo que se debe.

   En segundo lugar, implica que si ha tenido que llegar a redactar uno de estos documentos es que la situación económica del deudor es tan mala que los acreedores quieren empezar a blindarse contra el deudor.

   Espero no tener que firmar nunca yo mismo uno de estos documentos que redacto. Siento la humillación del deudor en cada una de las palabras que tecleo. Creo que esto no podría ser peor ni prometiendo la dación en pago del primogénito del deudor. Bueno, si que hay una manera de hacerlo aún más humillante. Cuatro palabras “Elevar a escritura pública”.

   Ver firmar una de estas... estas cosas, es como observar un solemne acto de rendición. Pienso en un vagón de tren en un bosque de Versalles y pienso en el Missouri en la bahía de Tokio. Pienso que a veces pienso en demasiadas tonterías.

   Gracias por su atención.

Posted by Towsend at 8:16 PM

9 de Junio 2004

Entrevista con el abogado.

En su Letrado-cueva, Entrari, entrevista a nuestro abogado favorito -por lo menos MI abogado favorito-


   Bueno, ante todo buenos días, tardes, noches o lo que se tercie. Bienvenido al honor de nos supone que sea nuestro post número 100. Ahora que le hemos hecho la pelota, pasaremos descoyuntar sus articulaciones lentamente. Chicos, atadle unas cadenas en muñecas y tobillos y decidles a los caballos que no dejen de tirar.

   Señor Towsend, ¿Cómo describe su vida y lo que hace?

   -Hola a todos, soy Charles M. Towsend y soy abogado.
   -Hooooooooooola Tooooooooooow.
   - Soy abogado y gigoló. Trabajo –o digo que lo hago- de nueve a ocho, con dos horas para comer. Soy aficionado al comic en general y al manga y al anime en particular. Leo todo lo que puedo, que últimamente es menos de lo que querría poder y escucho todo lo que puedo bajarme de internet.

   Aparte de las drogas y la masturbación compulsiva, ¿qué otras vías de escape utiliza en su vida diaria para quemar tensiones y aligerar la mente de la rutina?

   Evadirse de la realidad no soluciona nuestros problemas. Vamos a poner algo de alcohol como droga lúdica para cumplir con esta pregunta; pero déjeme decirle una cosa, amigo. Di no a las drongas.

   Eso y ver toneladas de anime fansubtitulado.

   Aha, nos es la primera vez que oigo que más de uno de los que está en ZonaLibre vino después de varias cartas consecutivas de amenazas (a mi mismo me amputó un dedo que me reenvió). ¿Algún gran descubrimiento bloguero en particular de los que este orgulloso?

   Aun nadie me ha demandado por hacer SPAM de ZonaLibre; aunque estoy seguro que algún día alguien se le ocurrirá hacerse rico a mi costa. Un aviso para todos aquellos que crean que estoy podrido de dinero. Somófrates I, el justo, es experto en reventar rótulas.

   ¿Alguna mala experiencia en el ciberespacio?

   Sólo en un par de intercambios de CD’s por correo. Siempre he pensado que no me fiaría de un tipo como yo si le conociese por internet. ¿Es una pregunta con trampa? Porque nunca apareció ningún cadáver en ningún descampado, parcialmente cubierto por sosa cáustica y... ¡dejémoslo!

   Aparte de su fijación por la Pitusa Cola y la Pitusa Naranja, ¿qué otras bebidas ingiere con predilección?

   Por orden; coca-cola, café y red-bull (los estimulantes molan) Después, los zumitos y el agua tratada por osmosis inversa, que está muy fresca y muy rica. No se rían. Usen el google.

   Aún es famosa su pericia, en estrictos círculos cerrados, de bailar las canciones del Dance Dance Revolution de dos pies, y alguna hasta de tres, en la tarima. ¿Cree que la continua perfección en este arte hasta nivel NORMAL le acercará a Diox?

   ¿Te crees que por bailar el Paranoia 180º a seis pies eres alguien? Deja que te diga algo, amigo. Yo he desarrollado un estilo de baile propio ¿entiendes? ¡PROPIO!

   Ahora que estás abrazando tu amada independencia, ¿qué te sugiere la palabra gato?

   Limpiar mierdas del tamaño de un puño, limpiar pelos que tienen vida propia y ponerles de comer cada noche. Como un niño, vaya.

   ¿Piensa que el estudiar japonés es algún diabólico plan para adaptar nuestras mentes a la llegada del consumismo masivo que pide el mercado, o que los estudiantes de dicho idioma ya llegan tocados del ala y sólo los aguanta su profesora, que ironías de la vida, está peor que ellos?

   No, creo que estudiar japonés –y suspender el examen- es algo que tenía pendiente desde los catorce años. Ahora puedo hacerlo. He llegado a un momento de mi vida en el que si estudio algo es porque realmente quiero hacerlo y no porque tenga la obligación de hacerlo. Y si el año que viene repito primero de japonés, me lo tomaré como lo que es para mi. Una afición.

   ¿Demuéstrenos que no es cierto, o que sí. Díganos sus últimos tres arranques monetarios compulsivos, y que series de manga sigue fielmente?

   Eso son dos preguntas en una, tramposo, pero aún así contestaré. Me he comprado como ataque consumista injustificado un didjeridoo. Todo lo demás tiene una justificación. Incluso esa resina carísima de una serie de anime que no conoce absolutamente nadie está plenamente justificada.

   Ysigo demasiadas series de manga como para exponerlas aquí. Una recomendación: Vagabond.

   Supongamos que le facilito una Innovapala, ¿la usaría como arma del bien o del mal? ¿Cómo?

   Conquistar el mundo con las innovapalas sería taaaaaan facil. De hecho, el ejercito de los EEUU las está equipando como equipo estándar de sus boinas verdes. Creo que optaré por el mal cuando me de usted esa innovapala; y cuando domine la tierra tu muerte será rápida e indolora.

   Muchas gracias, hey, soltad a los caballos, hemos acabado. Ha sido un placer señor Towsend. Ahora mide 10 centímetros más.

   Que gracioso. ¿Dónde decías que guardabas las innovapalas?

   Le seguiremos leyendo, por si acaso.

   Muy amable. Yo seguiré mirando sus monitos en justa reciprocidad.

Posted by Towsend at 7:04 PM

8 de Junio 2004

El tito Towsend responde...

   Los que ya llevamos algún tiempo en esto de los blogs y hemos implementado uno de esos maravillosos contadores de visitas que además de decirte desde donde, con qué, cuando y como te visitan, observamos que al cabo de unos cuantos meses, una vez posicionado con un pagerank® de 3 o 4, la mayoría de las visitas llegan a través de motores de búsqueda, donde la mayoría de las veces, la gente topa con una página personal de lo más inocente –no es el caso- cuando buscaban porno tranquilamente.

   La gente usa los buscadores de forma muy rara. Quiero decir: ¡Le hacen preguntas directamente al buscador, esperando que éste responda como si del oráculo de Delfos se tratara!

   Pues yo, que últimamente me aburro mucho –como ya va quedando patente- he pensado que puedo sacar tajada de ello, y aprovechar las preguntas a través de las cuales la gente da con mi blog y de paso ser un servicio de utilidad pública, a la vez que busco una excusa tan valida como cualquier otra para no tener que contar mi triste vida a través de internet.

   Así, empezamos esta seccion titulada rimbambosamente, como “El tito Towsend Responde...” con una pregunta que nos formula un amigo mexicano, aspirante a skater de pacotilla:

    ¿Es buena la marca Airwalk?

   Pues la verdad es que no tengo ni idea de si Airwalk es buena marca o no. Pero era la marca de zapatillas deportivas a la que mis amigos aspiraban cuando yo tenía 17 años. Se trataba de una marca de zapatillas deportivas destinadas a los patinadores y a los snowboarders (Cuando Jónatan vea el palabro, seguro que me mata).

   Se trataba de unas zapatillas blandas –“casualwear”- que le hacían la competencia a las VANS y a las REEF, diferenciadas estéticamente de las enormes zapatillas de baloncesto que eran lo que se llevaba, y de las Nike blancas que se pusieron de moda por aquel entonces. Eran robustas, bonitas y la mayoría de las veces, tenían un buen refuerzo en las zonas que antes se desgastaban debido a la lija del skate.

   Yo compré tres pares exactamente iguales en el MainOutlet –cosas de saldar stocks-, a una cuarta parte de su precio, y estuve llevando orgulloso durante más de dos años el mismo modelo de zapatillas, de hecho llevaba unas hasta que quedaban como las de la foto, y después abría unas nuevas.

airwalk.jpg

   Cuando al tiempo quise comprarme otras, Airwalk se había convertido en una marca de moda y un objeto de precio absolutamente prohibitivo. Creo que aun conservo un par de zapatillas destrozadas en alguna caja del maletero del armario. Ya sabéis, soy un sentimental.

Posted by Towsend at 2:56 PM

7 de Junio 2004

¡entretenedme!

   Me aburro; Un día verdaderamente horrible de vuelta en el trabajo como para ponerme a trabajar.Exijo que alguno de ustedes se ponga a hacer monitos, o en su defecto monerias para entretenerme.

   Hubo un tiempo en el que el vuelo de una mosca podía distraerme durante horas, pero hoy en día con toda la inmensidad de recursos lúdicos que me opfrece internet a un click de ratón, no puedo distraerme un rato para no pensar en la ingente cantidad de mierda que se me viene encima. Y creedme, que cuando uso esas expresiones, lo hago muy a conciencia a pesar de saber los chistes, que algunos de vosotros, vais a hacer.

   Bueno, siempre me queda el britanico más macarra a este lado del Támesis...



robbie_williams_-_let_me_entertain_you_cd5.jpg

ROBBIE WILLIAMS - "LET ME ENTERTAIN YOU"

Hell is gone and heaven's here
There's nothing left for you to fear
Shake your arse come over here
Now scream
I'm a burning effigy
Of everything I used to be
You're my rock of empathy, my dear

So come on let me entertain you
Let me entertain you

Life's too short for you to die
So grab yourself an alibi
Heaven knows your mother lied
Mon cher
Separate your right from wrongs
Come and sing a different song
The kettle's on so don't be long
Mon cher

So come on let me entertain you
Let me entertain you

Look me up in the yellow pages
I will be your rock of ages
Your see through fads and your crazy phrases yeah
Little Bo Peep has lost his sheep
He popped a bill and fell asleep
The dew is wet but the grass is sweet, my dear
Your mind gets burned with the habits you've learned
But we're the generation that's got to be heard
You're tired of your teachers and your school's a drag
You're not going to end up like your mum and dad

So come on let me entertain you
Let me entertain you
Let me entertain you
He may be good he may be outta sight
But he can't be here so come around tonight
Here is the place where the feeling grows
You gotta get high before you taste the lows
So come on
Let me entertain you
Let me entertain you
So come on let me entertain me
Let me entertain you
Come on come on come on come on

Posted by Towsend at 7:59 PM

4 de Junio 2004

De viaje...

cansancio. (De cansar). 1. m. Falta de fuerzas que resulta de haberse fatigado. 2. m. Hastío, tedio, fastidio.

   Discuto con la señorita esa que mira desde su ventana -Que coño, con Irene, que tiene nombre- la cual me recrimina que tengo el blog éste abandonado, y calendario en mano descubrimos que no he salido de Madrid desde Septiembre del año pasado más o menos -salvando un honroso fin de semana en Extremadura que muchos de ustedes recordaran, aunque ya hace más de dos meses de eso-. Quizás se deba a eso el hastío laboral que vengo sintiendo éstas últimas semanas. Esa horrible sensación que me impide concentrarme en los papeles que tengo delante y desbarajusta todos esos post ingeniosos que siempre he dejado de escribir a mitad de la primera frase.

   Pues vale, harto ya de estar harto, y de pasar mis dias entre coca-colas de medio litro, me largo dos días. Quizás y dependiendo del tiempo, tres, no lo se. Me largo a Mojacar, Almería, que siempre me sienta bien. Y encima lo voy a hacer con nocturnidad y alevosía.

   Hale, me voy a hacer la maleta. Si alguien quiere algo de mi, que me lo diga por teléfono; o si no, el lunes intercambiamos impresiones.

Posted by Towsend at 12:36 PM