bannerp.png

« Palabra Arriba | Main | tarde. »

19 de Mayo 2004

Mutilación.

   Leo –con una mezcla de satisfacción y desasosiego- en una noticia que me llega algo tarde, que “El juzgado número 1 de Sant Feliu ha emitido un auto en el que retira el pasaporte a tres niñas gambianas, prohíbe a las autoridades que les expidan este documento hasta que sean mayores de edad y obliga a los padres a llevarlas a una revisión ginecológica cada 6 meses para evitar que sean víctimas de una ablación de clítoris. Este auto ha sido criticado por el cónsul honorario de Gambia en Barcelona, que considera que es ilegal y que vulnera un derecho fundamental como es la libre circulación y criminaliza a los padres” [...] “El auto dicta esta medida para evitar que estas tres niñas corran la misma suerte que sus dos hermanas mayores, a quienes amputaron el clítoris en un viaje a Gambia”.

   Ya a partir de los años noventa, diferentes asociaciones de ayuda a inmigrantes, comenzaron a dar la alarma sobre la practica de la ablación en nuestro país, especialmente en Cataluña, donde incluso se juzgo –y se condenó, creo recordar- a una mujer por practicarla.

   Y sin embargo, ¿cómo se le explica a un señor de Gambia que mutilar los órganos sexuales de sus hijas, por mucho que sea un uso social completamente normal en su país de origen, está prohibido en España?¿Cómo se le hace entender a este señor que lo que en su sociedad es comportarse como un diligente padre de familia, aquí es un acto criminal?¿Cómo se le explica a las hijas de este señor que con esta decisión judicial no se les está apartando de su sociedad y de sus costumbres si no que se está salvaguardando su integridad física?

Posted by Towsend at 19 de Mayo 2004 a las 11:16 AM