bannerp.png

« Abusos deshonestos | Main | Primer aniversario »

8 de Febrero 2004

estrés

   Yo que me he reído siempre de la gente que decía que sufría de estrés. Lo reconozco, soy así de cabrón. Yo que he pasado por una carrera rascandome los huevos con una mano y agobiandome lo justito antes de un examen. Saliendo al paso de las asignaturas con gracia, desparpajo y atendiendo en clase para despues no tener que hincar los codos..

   Yo, que en definitiva jamas me he estresado

   ...

   Preocupado, llevaba desde las 4 de la mañana dando vueltas en la cama sin poder volver a conciliar el sueño. Anoche me fui a dormir tarde y apenas había podido dormir. Lo poco que lo he hecho, ha sido a trompicones y agobiado por la imposibilidad de solucionar uno de los temas del trabajo. Simplemente, no estaba en mi mano solucionarlo, pero aún así no podia conciliar el sueño sabiendo que estaba ahí mismo.

   De repente, a eso de las seis he tenido una idea que me parecía que podía usarse en este tema. Así que he decidido ir al trabajo a ver si podía empezar a adelantar cosas antes de que llegasen el resto de compañeros al despacho.

   Me he levantando -no de un salto mortal-, duchado, afeitado y plantado en el bufete en media hora. Cuando vas solo por la carretera de la coruña a las seis y veinte de la mañana, te entran ganas de ir siempre a trabajar a esa hora, sobre todo cuando un par de horas más tarde puedes tardar más del triple de tiempo en hacer el mismo recorrido.

   Pletórico de energía he abierto la puerta del despacho a patadas, encendido el ordenador, abierto el documento de WordPerfect en cuestión y me he puesto a teclear para quedarme completamente en blanco después de escribir dos líneas. A partir de ahí he empezado a jugar con una pelota como en La Gran Evasión, esperando a ver si volvía ese chispazo de creatividad que había conseguido levantarme de la cama.

   Nada

   El resultado es que a las nueve de la mañana, estaba medio grogi, medio dormido y todo fuera de onda. Algunos se han dado cuenta de esto y me han preguntado si estaba bien, que me veían -más- pálido. "Todo bien" he contestado yo. Lo último que quiero es que sepan que hago gilipolleces como ésta.

   Seguro que tiene algo que ver con la luna. Debería intentar estresarme menos.

Posted by Towsend at 8 de Febrero 2004 a las 05:14 PM