bannerp.png

« Nihil Novum Sub Solem | Main | CERRADO POR ENFERMEDAD (¿o creíais »

13 de Enero 2004

En mitad del invierno

   Madrid. Mediados de Enero. Llueve. Hace frio. Estoy constipado y no paro de estornudar. Esperando el autobús, uno ha pasado de largo y el siguiente se ha detenido sobre un charco al lado de la parada, dejándome calado hasta los huesos. He tenido que ir de pie al lado de una señora a la que le cantaba el alero cosa mala. Me han empujado, zarandeado, aplastado y agobiado. He salido de esa pequeña lata de sardinas sudando.

   En el despacho me han recomendado irme a casa a pasarla. Hasta un cliente con el que estaba manteniendo una conversación telefónica me ha dado su receta casera para pasar los catarros invernales..

   Ojos rojos y humedos, nariz congestionada. Hablar gangoso. No es un buen día para cruzarse conmigo. Estoy incubando –otra vez- la gripe, me temo. Tan mal estoy, que he tardado cinco minutos en pasarle el corrector a este breve texto.

   Dentro de un rato voy a estar contigo. Por nada del mundo dejaría de estar a tu lado.

   Hoy es un día maravilloso.

Posted by Towsend at 13 de Enero 2004 a las 05:34 PM