bannerp.png

« Más sobre el coche | Main | Expofriki »

21 de Noviembre 2003

Que se joda el capitán, que yo no como rancho

   Uno de los pocos –y raros- orgullos nacionales es la Tortilla de patatas. Este país que se avergüenza de sí mismo siempre que sale al extranjero hace gala de una vanidad desmedida a la hora de reclamar para su gastronomía, un plato consistente en un revuelto cuajado de patatas fritas y huevo. Tanto es así que para los ingleses nuestra buena tortilla de patata es la Spanish Omelette.¡Y donde esté un pincho de tortilla que

   Cada cocinero de tortilla de patata tiene su propia receta del invento, y la guarda como oro en paño. La suya es la mejor, sin lugar a dudas, y es digna de entrar a competir en el concurso nacional de tortilla de patatas y quizás de ganarlo. Porque Existe un concurso nacional de tortilla de patatas, por si no lo sabíais.

   Principal fuente de alimentación entreclases de los estudiantes universarios de todo el páis, y desayuno –casi ineludible- de mis compañeros de despacho. Para ellos nada de “desayuno americano en el VIPS” –y no en el de Lista, no- Un almuerzo en condiciones es, un pincho de la tortilla de patatas de Víctor y una coca cola en “El Paisano”, el mesón que hay en la esquina. Y si encima va con un poco de cebolla cruda, entonces, mejor que mejor.

   Mi propia madre, tiene su truco –que según he intuido tiene algo que ver con freir ligeramente la cebolla- para que su tortilla sea la más jugosa del vecindario. Exquisita, sublime, deliciosa, reconstituyente. Hay que estar muy mal para que no te guste...

   ¿Pero es que en mi propia casa y depues de 26 jodidos años aun no se han dado cuenta de que odio con todo mi ser la tortilla de patatas?

Posted by Towsend at 21 de Noviembre 2003 a las 01:06 PM