bannerp.png

« Si echas a tus padres de casa un fin de semana... | Main | en estos momentos... »

10 de Noviembre 2003

Buga habemus

   Para quienes no lo sepan aun, ya he pedido mi coche en el concesionario. Se trata –al final, y despues de sopesarlo mucho- de un Volkswagen POLO Match 1.4 de 75cv, tres puertas y color plata. En teoría me lo dan a finales de mes.

   Despues de mucho pensarlo y de ver cuanto dinero podía ahorrar para meterlo de entrada, me decidí por el Polo por varias razones. Primero, porque salía exactamente igual de precio que el SEAT Ibiza, que llevaba el mismo motor, pero entre SEAT y VW me quedo con Volkswagen, y –esto ya por experiencia personal- mi viejo POLO CL del '87, que heredé de mi tía Teresa, aguantó como un campeón hasta el momento en que tuvimos que sacrificarlo.

   Ahora lo malo. Para poder conseguir unas cuotas que no me agobiasen demasiado, he financiado el cacharro a seis años, con lo que estoy expuesto a que me roben también éste, o a tener un accidente y que quede siniestro total, y seguir pagando cuotas a pesar de que ya no tenga el coche. Además a los gastos del coche en sí, tengo que sumar seguros, reparaciones, ruedas, y sobre todo, gasolina.

   Y entonces me acojono pensando si no habré cometido un error, metiendo todo el dinero que tenia en el banco –que tampoco es que fuese un gran capital- de entrada. ¿No habría sido mejor dejarme algo por si las moscas? No quiero acabar como aquel gilipollas del blog de Somo, que no tenía ni para pagarse la gasolina del mes.

Posted by Towsend at 10 de Noviembre 2003 a las 11:04 AM