bannerp.png

« La Libertad de Expresión | Main | Chapuzas »

3 de Octubre 2003

Extraños

     En la cola del autobús, como cada día al terminar la jornada laboral, con los cascos puestos y disfrutando de un poco de lectura rápida. De repente noto un golpe suave en el hombro. Me doy la vuelta y allí tengo una cara que me resulta vagamente familiar, que me escruta y me sonríe.

     Durante nuestra infancia, tenemos amigos más o menos íntimos que durante una época marcan nuestras vidas, al igual que nosotros marcamos las suyas. Nos rodeamos de chavales, con los que compartimos gustos, juegos, bromas, secretos y amistad. Después poco a poco, esos amigos van cambiando. Bien puede ser que a uno le cambien de clase, o de colegio. Puede que los gustos vayan divergiendo. O que finalmente, sobre los quince años alguien se eché novia –y ella odie a todos los demás- O puede que se empiecen a echar unos amigos –otros amigos- a los que simplemente detestas.

     Poco a poco, esa amistad va perdiendo fuerza; van rompiéndose los lazos; hasta que un día dejas de ver a ese amigo tuyo tan querido. Y al final simplemente es un conocido más.

     De vez en cuando les recuerdas y les añoras, y te preguntas qué habrá sido de ellos.

     Y ahora, lo tienes delante de ti, convertido en un ser humano adulto, y resulta que es... un autentico cretino. Homófono, racista, sinvergüenza e hijoputa. Lo tiene todo el animalito. Y mientras vomita bilis por su boca, me golpea con el codo y guiña un ojo intentando hacerme cómplice de cada una de sus barrabasadas. Yo sonrió y le escucho sin prestarle atención, mientras fantaseo con la idea de romperle la traquea de un golpe de kung-fu. Por medio segundo me creo Harry Tasker.

     Hace tiempo que no tenía la desgracia de hablar con semejante despojo humano. Cuando se baja del autobús me pregunto a mi mismo que tenía yo en común con ese tipo; y si sigo teniendo algo en común con él.

     Que alguien me diga que no.

Posted by Towsend at 3 de Octubre 2003 a las 12:55 AM