bannerp.png

« TowzzzZZZzzz | Main | Discotecas veraniegas »

11 de Agosto 2003

Gente que pasea por la playa

   Mientras leo un poco en un chiringuito en la playa, se me ocurre otro interesante experimento sociológico. Para realizarlo sólo necesitas un día de Agosto, que el chiringuito disponga de una barra orientada hacia la playa, unos cuantos quintos de cerveza y algo de tiempo. ¿Qué se puede ver pasar cerca de la orilla un día cualquiera de agosto?

   - Los niños, que corren hacia el agua o huyendo de ella, armando toda la bulla que pueden y manchando de arena a toda la gente que tiene las toallas cerca de su camino-.

   - El deportista que hace footing por la playa. Suda una barbaridad, pero como lleva zapatillas de deporte, no se mete en el agua para refrescarse un poco.

   - La niña de la tumbona, que hace top less y que se levanta cada 15 minutos para lucir cuerpo y acercarse a la ducha. Cada vez que hace esto, se siente un coro de cabezas, siguiéndola en su trayectoria.

   - El o la guiri, solos o en grupo. Son fácilmente distinguibles porque tienen el color de un folio, o de un salmonete recubierto de mayonesa de tanta crema que se han puesto. Buscan un sitio con vistas donde coloacarse.

   - El inmigrante africano vendiendo indistintamente elefantes “ébano”, latas de refresco, frutas o alfombras persas de primera calidad.

   - La maciza que reparte flyers de la discoteca de moda.

   - La mujer que busca a su perrito perdido.

   - El tipo que sale corriendo detrás de la bolita de las palas o de la pelota de volley. Siempre es el mismo. Debería dedicarse a la calceta, me comento a mi mismo.

   - Ella. No. No es ella. Ella aún no ha llegado.

   - el grupo de tíos, que se van fijando en cada grupo de toallas donde hay chicas y aprovechan para meter pecho y hacerse los interesantes

   - el grupo de tíos -homosexuales-, que no necesitan meter pecho; porque ya están mazados de por si, pero meten mucho más cuando pasan delante de un grupo de toallas ocupado por otros tíos.

   - la parejita acaramelada, que camina cogida de la mano, y dejando que las olas les mojen hasta la ternilla. Caminan sin prisa, como si quisieran que la playa no se acabase nunca.

   - el viejo, al que no le ha dado el sol en muchos meses y que luce un farda paquetes y una gorrita de capitán. Camina sin prisa, porque sabe que ya llegará a algún sitio. Y si no lo hace, ya recogerá alguien el cadáver.

   - El padre que lleva a su hija de un par de años al hombro hasta el agua, para que no se queme con la arena.

   - El tipo que ha salido del agua unos metros más allá con toda la impedimenta de submarinismo. Bombonas, gafas aletas, boya, traje de neopreno, cuchillo...

   - EL chulito playero, con tanga negro, camiseta imperio y loro al hombro, que va repartiendo alegria y "papichulos" dioversos por la playa. Creo que al fondo de la misma se está formando un pelotón de linchamiento.

   - El surfero, que deja la tabla encima de la toalla para que no se manche con la arena, mientras que el se calienta los pinreles por no haberse traido otra toalla.

   Se me ha acabado el quinto. Me doy la vuelta para pedir otro, y me sumerjo otra vez en la lectura que tengo entre las manos.

Posted by Towsend at 11 de Agosto 2003 a las 04:49 PM