bannerp.png

« Profesional | Main | Malas noticias »

13 de Mayo 2003

Secretos

   De vez en cuando me siento atraído por la mochila que guardo celosamente debajo de la cama. Se trata de una mochila de símil-cuero negro y tela. Está cerrada a cal y canto, atada con sus cuerdas, enganchada con sus pestillos y para asegurarme que nadie fisga por algún error o por la simple y estúpida curiosidad en su interior, asegurada con un candado que compré en la ferretería.

   Cuando candé la mochila pensé en terminar el trabajo y echarla al contenedor de la basura o atarle una piedra y arrojarla a la poza más profunda de un río, pero si lo hiciera, nada me asegura que un día cualquiera, puede que dentro de diez o de quince años, no volvería a aparecer y su contenido se haría público, para mofa y escarnio míos y de aquellos que conocemos su contenido.

   Supliqué que no me dejasen con ella. Sin duda habría otros mejor dispuestos a hacerse cargo de su contenido. Nunca pedí tener que guardarla y es algo que siempre me ha escamado. ¿Cómo puedo acabar bajo mi custodia? Ni siquiera estoy seguro que ese fuera mi cometido, Quiza se suponía que yo debería haber acabado con ello hace tiempo. Hace demasiado tiempo.

   Miro la mochila y tiemblo pensando en la posibilidad –no del todo remota- de tener que abrirla algún día. No puedo evitar sentir que, con todo, está más segura estando cerca de mi. Destruida la mochila y lo que contiene, nadie podría jamas recordar los sucesos de aquellos días. Sólo nosotros y nuetras conciencias. Pero nadie podría demostrar nada. Nunca. En cambio de esta manera se que se si algo me pasase a mi o a alguno de nosotros, sabríamos que no fue todo producto de una intoxicación etílica –y Dios sabe de que más- Si no que todo ello ocurrió de verdad.

   Y ello no place a todo el mundo.

   Incluso ahora, con la mochila negra a dos metros de mi, escondida detrás de una caja con ropa de invierno y varias bolsas con libros y papeles, oigo susurrar y maldecir el contenido de la mochila. Subo la música para olvidar y el ruido ahora molesta a mis vecinos. Por lo menos, ya no oigo susurros...

Posted by Towsend at 13 de Mayo 2003 a las 05:39 PM