bannerp.png

« Salas de espera | Main | Descanso vacacional »

16 de Abril 2003

Semana Santa

   "La semana santa es un verano comprimido en una sola semana" Yo aún diría más; comprimido en cuatro días. De jueves a domingo. Todo aquel que tiene una casa en Mojacar aprovecha la Semana Santa para hacer una escapada. Aun hace frío para bañarse, aunque desde aquí veo a unos desaprensivos dispuestos a llevarme la contraria.

    Haciendo un poco de historia, Mojacar es un villorrio, situado en el levante almeriense. Encaramado en las estribaciones de la Sierra Cabrera, que a su vez son las estribaciones de los sistemas béticos.

    Dicen que la ubicación del actual pueblo no es la primitiva, pues el emplazamiento original de esta villa fue destruido por un terremoto en el S XVII.

    En los años 60, con la llegada de los primeros turistas, Mojacar fue tomada por beats, hippies y bohemios, influidos sin duda por las historias de lunas mágicas de los primeros indálicos de los años 20.

    El Indalo -o Índalo, según con quien se hable- es omnipresente en la zona. Fue encontrado por vez primera en las pinturas rupestres de los emplazamientos prehistóricos de Cuevas de Almanzora. De la mano de unos buenos publicistas, ha llegado a convertirse en un icono, representativo de todo el levante almeriense, y aun de toda la provincia.

    Representa, según cuentan a un hombre que sostiene una serpiente -quizá el arco iris-, y la superstición local ha hecho que todas las casas de la comarca, luzcan a modo de talismán -del mismo modo que en otros lugares cuelgan herraduras de los quicios de las puertas- bien pintados o bien forjados estos simpáticos hombrecillos.

    A pesar de terrible expolio urbanístico que está sufriendo aun hoy Mojacar, sigue siendo un destino turístico envidiable para aquellos que buscan algo más que sol y playa.

    Las noches; las noches de Mojacar son sin duda mágicas.

Posted by Towsend at 16 de Abril 2003 a las 05:32 PM