bannerp.png

« Adicciones | Main | Mayo »

22 de Abril 2003

En la cara no.

   ¿Recuerdan a cierto empresario hostelero que mencionaba el otro día? ¿Uno que había despedido verbalmente a un trabajador? Resulta que el Sábado, al volver a casa con la caja del día -jugoso Fin de Semana de -reprise- Semana Santa en un bar de copas- en un bolsillo, le estaban esperando unos señores encapuchados en la puerta del garaje. Y estos no eran caballeros ni tenían un pacto como en la canción de Sabina. Pueden enviarle un saludo al hospital, que la sangre no llego al río. Tan solo a la alcantarilla.

   Y quien siembra vientos...

Posted by Towsend at 22 de Abril 2003 a las 05:27 PM