bannerp.png

« Una canción rancia | Main | Tan Lunes »

6 de Abril 2003

Bonsái

   Pues como lo prometido es deuda, hoy voy a hablar de mi bonsái. Procuren no buscarle dobles sentidos a este post, que yo no lo haré. Bueno, no mucho.

bonsai.jpg Procurad no prestar atención al desorden que hay encima de la mesa

   Terminada -casi- la obra y la mudanza, decidí poner algo de verde en mi vida -y en mi habitación-. Entre las diferentes opciones que me daba a escoger el AKI para una habitación de orientación levante, escogí un bonsái. Un Olmo enano para ser exactos.

   [olmo. (Del lat. ulmus). m. Árbol de la familia de las Ulmáceas, que crece hasta la altura de 20 m, con tronco robusto y derecho, de corteza gruesa y resquebrajada, copa ancha y espesa, hojas elípticas o trasovadas, aserradas por el margen, ásperas y lampiñas por la haz, lisas y vellosas por el envés y verdes por ambas caras, flores precoces, de color blanco rojizo, en hacecillos sobre las ramas, y frutos secos, con una semilla oval, aplastada, de ala membranosa en todo su contorno, verde al principio y amarillenta después, de rápido desarrollo. Abunda en España, es buen árbol de sombra y de excelente madera. ]

   La tarjeta que lo acompañaba decía que el bonsái sólo necesitaba un poco de agua todos los días y abono una vez a la semana. Luminosidad indirecta y unos pocos recortes de vez en cuando. Mentira; todo mentira.

   Una vez puesto en su sitio y a pesar de que yo cumplía escrupulosamente con las indicaciones de cuidado de la tarjeta, al cabo de una semana las hojas comenzaron a agostarse. Sus pequeñas hojas verdes fueron oscureciendose hasta adquirir una consistencia rígida, y finalmente se cayeron casi todas.

   A pesar de todo, yo seguí regandolo esperando poder salvar alguna hoja.

   El día que me había decidido a deshacerme de él me fijé que comenzaban a surgir pequeños brotes verdes de las ramas aparentemente secas. Ahora mismo, Las hojas del olmo tienen una pinta estupenda, aunque son sin duda más grandes de lo deseable para un bonsái. Pero como reconozco que sobre la poda de bonsáis no se nada, no he querido cortar apenas las nuevas ramas que han ido surgiendo, porque no quiero destruir mi pobre y revivido bonsái.

   Si alguien sabe algo sobre el riego, la poda o el cuidado en general de los bonsáis, que se ponga en contacto conmigo, que tendrá mi eterna gratitud.

Posted by Towsend at 6 de Abril 2003 a las 01:30 PM