bannerp.png

« Propositos de año nuevo -Tlascateca- | Main | En la cara no. »

22 de Abril 2003

Adicciones

   Creía que al volver de vacaciones, estaría con las pilas cargadas y listo para ponerme a trabajar como una mala bestia. Hasta había hecho el proposito de desconectar el messenger al llegar al trabajo para trabajar más cómodo. Podría -por fin- centrarme en los farragosos temas legales que -se supone- me dan de comer en vez de perder miserablemente mi tiempo, buscando información intrascendente en internet, bajando anime o simplemente, perdiendo el tiempo de forma miserable.

   Sin embargo, no me siento nada motivado. Cada tres minutos me llama la atención un cuadradito azul que me avisa que El Increíble Hombre Menguante se ha conectado, "De juerga por ahí dice..." o simplemente que he recibido un nuevo mensaje de correo electrónico de "Increase your pennis in just seven days" (Por cierto, ¿les he comentado que he ganado cinco minutos de un apartamento en La Florida?).

   No puedo evitar pensar en mi como en un yonki del Siglo XXI: -"Hola, soy Charles M. Towsend y soy un adicto". "-¡Hoooola Chaaaarlie!"- Lo peor de todo es que ni siquiera soy constante en perder el tiempo. Voy a autoengañarme durante cinco minutos, pensando que puedo dejarlo cuando quiera, y que no tengo ninguna necesidad de contestar a cierto inútil que me está poniendo a caer de un burro en un foro perdido de una página rancia de internet. Más concretamente al fondo a la derecha, junto a la caspa. Voy a convencerme a mi mismo durante el tiempo que tarde esta mosca en pasar por delante de mi pantalla, de que cuando vuelva a casa no voy a engancharme al ordenador de mi cuarto, saliendo únicamente para saludar a la familia.

   Voy a dejar -durante unos minutos- de bajar música, anime, películas y software para pensar que fuera del bendito/maldito ordenador hay vida. Aunque se llame Roberto Cetrino y sea un estafador que les debe unos cuantos miles de dineros a sus trabajadores.

   Aunque tanta declaración de intención me deja un sabor amargo en la boca. "Historia de una escalera" Mañana mismo...

Posted by Towsend at 22 de Abril 2003 a las 05:24 PM