bannerp.png

« Es tiempo de protesta | Main | Cuín... »

7 de Marzo 2003

Gente rara

"Raros", lo que se dice "raros", se supone que son los frikis, roleros, wargameros, otakus, amantes del sexo con animales y gente de mal vivir en general. El resto de la gente, por muy anormal que sea su comportamiento, es considerada gente "normal".

Hoy, en la dimensión desconocida, vamos a analizar el caso de un joven "normal", que como comprobaremos, se adapta perfectamente a los patrones de "normalidad" que rigen en nuestra sociedad...

Despues de una agradable velada y una noche de asueto, el sujeto, que para preservar su intimidad, llamaremos Juan José Gomez, Tambien conocido como "Juanjo", llegó a casa a la temprana hora de las seis y media de la mañana. Como quiera que para divertirse este sujeto "normal" necesita de la ayuda de los estimulantes que hoy en día se consideran "normales", se había tomado una racioncita de setas -de esas que vienen de Holanda-, con los siguientes efectos:

Primero, que todo le daba mucha risa, y

Segundo, que hablaba con acentos raro -claro que no tan raro como Aznar despues de empacharse de enchiladas y tacos-

El sujeto "A", como ibamos diciendo, llegó a su casa, en donde, por cierto, sus padres no estaban. Como no tenía sueño, comenzó a jugar una partidita en la PS2. Despues de un rato, tras estrellar dos coches y comprobar que las alucinaciones son malas para coordinar las manos y lo que le queda de cerebro, nuestro amigo estaba convencido de que la máquina estaba riendose de él. ¡La pérfida maquina le estaba ganado! ¡A él!

Así que ni corto ni perezoso, tiró de los cables hasta arrancarlos y arrojó la consola por el balcón de un quinto piso mientras vociferaba insultos y le espetaba lindezas del tipo "¡Riete ahora, hijadelagranputa! ¡¿Quien ha ganado, eh?! ¡¿Quien ha ganado ahora?!".

Acto seguido, se dirjió a por la televisión; momento en el cual su hermana, que había sido despertada por los gritos, Llamó a su madre, para advertirle del estado y del comportamiento de su hermano. Este se puso al teléfono gritando cosas del estilo de "¡Mamá, voy a salir por la tele, que no se me pasa! ¡Si sigo asi voy a salir por la tele!".

Por supuesto y como hemos podido comprobar, la conducta del sujeto "A" es completamente "normal". El no es "raro" ni friki, ni rolero, ni wargamero, ni otaku, ni amante del sexo con animales y por supuesto no es gente de mal vivir en general.

Creo que de lo anterior podemos sacar una conclusion lógica. Si te pones hasta las cejas de setas, no te acerques a una consola de 50 napos con un juego de 10 dentro, cretino. -¡Cuanta injusticia!-

Posted by Towsend at 7 de Marzo 2003 a las 01:11 PM