Periodismo al limón rancio

Ingredientes:

  • Purgas en los medios de comunicación.
  • Becarios
  • Coincidencia constante de los intereses empresariales con los del régimen
  • Publicidad institucional
  • Barbaridades a tuti pleni

 

Comenzamos purgando los medios de comunicación de un país de profesionales, ya sea de elementos  ideológicamente  incómodos , por pura codicia o por  una gestión absolutamente deficiente . Es importante que las redacciones queden vacías de profesionales pagados dignamente por su trabajo y con un mínimo de ética profesional. Si  los cabrones de los trabajadores resisten, si los tribunales te quitan la razón, tu no pares, sigue hasta a acabar con esos bastardos.

Profundizamos en un modelo de medios de comunicación donde los públicos están al servicio del gobierno de turno, incluso modificamos la ley que había logrado un mínimo de avance en esta cuestión. Al mismo tiempo en los medios privados hacemos indistinguible el poder económico de la titularidad de los medios ni te plantees limitaciones, eso solo lo hacen comunistas opresores adoradores del regímenes comeniños.

Ahora que tenemos un buen lecho ponemos periodistas malpagados, con poca experiencia y sin un gramo de ética a buscar la barbaridad más gorda, en el fondo no son dificiles de encontrar, entre la producción propia de algunos representantes públicos y un poco de escritura creativa podemos obtener una gran cantidad . Ojo, el añadido debe ser con mesura, pero de manera constante. Si añadimos demasiadas generaremos empacho y no se podrán apreciar en su máxima expresión, si no lo hacemos de forma irregular corremos el riesgo de que nuestros lectores más fieles continúen abandonándonos.

Ejemplos de una buena realización de esta receta son este “artículo” sobre Vestrynge  (que en su versión original incorporaba “declaraciones” extraídas de una cuenta falsa de twitter y que supongo borrarían después de avisarles por twitter), esta entrevista al Presidente de Ecuador Rafael Correa (verdaderamente magistral), o cualquiera de las intervenciones de  Curri Valenzuela  (que reconozco es mi debilidad, por su toque personal  que hace que el pollo al limón rancio sepa de una manera muy especial).

 

 

email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *