Los perdedores de la crisis

Hace 5 años, algunos nos manifestamos por la vivienda digna. En aquel momento, sólo unos pocos jóvenes, organizados a través de la red salimos a la calle para protestar ante la imposibilidad de conseguir una vivienda, ante la especulación con un bien básico y supuestamente garantizado constitucionalmente, ante una situación que se nos estaba escapando de las manos y que nos encaminaba al desastre (como luego lo ha hecho).
La primera sentada fue todo un éxito, gracias a las convocatorias por mail, blogs, foros (en aquel momento facebook y twitter o no existían o no tenían la importancia que tienen ahora) nos juntamos en la Puerta del Sol de Madrid y en otros muchos lugares unos cuantos miles de jóvenes, que con un derroche de originalidad y de hartazgo, protestamos contra una situación que nos oprimía y nos condenaba a un futuro que después se ha mostrado mucho peor incluso de lo que eramos capaces de imaginar.
primera-sentada-vivienda-digna30.jpg
La segunda sentada, fue más tensa, con una presencia policial excesiva, tanto en el número, como en las formas, muy agresiva y que incluso nos trató con rudeza, a quienes estábamos ahí no solo ya para protestar, sino para informar, pues les molestábamos, (y sino que se lo digan a los chicos del manifestómetro). La originalidad de la primera sentada estuvo ausente de aquella segunda , y la bronca fue el sello de esa sentada gracias tanto a los de la porra, como a los del bolígrafo (acá Sindicato de Estudiantes con todas las letras oiga).
Isegunda-sentada-vivienda-digna
Pocas sentadas más hubo, y cada vez con menos gente, principalmente por la falta del apoyo de una sociedad que vivía adocenada, feliz y contenta, de una situación en la que parecía que el crédito, el consumo, y el hágase usted también rico con el ladrillo no iba a parar nunca, que siempre viviríamos en ese estado de idílica felicidad en el que sólo unos pocos salíamos perjudicados y sólo unos pocos nos quejábamos y avisábamos de que esto iba a terminar reventado. Pero ¿Qué sabíamos nosotros? En el mejor de los casos eramos jóvenes y a nuestros padres tampoco les habían regalado nada, en el peor eramos rojos peligrosos trasnochados que no podíamos soportar que el capitalismo funcionara “tan bien”.
Estas sentadas , por desgracia,no volverían a ser recordadas salvo como algo anecdótico si no fuese por esta noticia que sale en la web de los compañeros de Izquierda Anticapitalista:

De los 21 detenidos y detenidas en las distintas protestas, nueve estaban a la espera de juicio. Nueve personas que fueron detenidas, agredidas y acusadas de atentado a la autoridad y desórdenes públicos. Por todo esto se les pide 5 años y 2 meses de cárcel a siete de ellas y 6 años a las otras dos. La acusación se basa en los relatos de la policía y en su burdo montaje.

Sinceramente, no sé si realmente estas personas cometieron atentado contra la autoridad, o si todo ha sido un montaje policial, pero me parece irónico que mientras los responsables de esta crisis se sienten ganadores , y no asumen ni pagan ningún tipo de responsabilidad ni política, ni económica ni legal, algunos de aquellos que protestamos cuando aquí nadie veía ningún problema, se arriesgan a ir a la carcel.
Algo lleva fallando mucho tiempo señores y señoras, y no solo son los bancos, el capitalismo, o el gobierno, somos nosotros y nosotras y eso es lo que nos está convirtiendo en perdedores de la crisis.
Salud!

email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *