Es usted muy gramsciano

Aun recuerdo a esa profesora, con un genio terrible y un ingenio poderoso mirarme por encima de sus gafas y decirme:
Es usted muy Gramsciano, y que sepa que ese pensamiento ya está superado.
Me lo decía a raíz de que debatíamos sobre si el rey era una figura importante en nuestro sistema político o no, yo defendía que sí, solo que los focos se ponían muy poco sobre esos aspectos de la monarquía para que no fuese cuestionadas sus decisiones, y ella defendía que no. Así zanjó el debate, llamándome Gramsciano.
La verdad yo en aquel momento sabía poco de lo que decía Gramsci, y esa buena mujer consiguió que me interesara, y gracias a ello encontré un concepto, el de hegemonía, que me ha servido para explicar muchas cosas a lo largo de mi vida. Saco la explicación de la wikipedia que la verdad está muy clarico:

“Según ese concepto, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está dado fundamentalmente por la “hegemonía” cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación”.

A esta definición solo habría que añadirle el consumo como una de esas fuentes de hegemonía cultural y tendríamos una definición plenamente operativa de lo que vivimos en nuestros días.
El último ejemplo de hegemonía, lo tenemos con la última ofensiva que ha realizado el PSOE, a cuenta de municipios donde los concejales de IU se han abstenido o votado a si mismos, permitiendo gobiernos del PP. Esta claro que hay que analizar cada caso, y dar cuentas sobre ellos eso sin duda y siempre que nos dejen, pero la gracia de todo esto, es que todo su aparato mediático ha cañoneado tan fuerte, que ha dejado sorda a la gente:
Sorda a nuestros motivos , sorda a actitudes similares o mucho más graves, y y todo ello en un momento en el que curiosamente se plantean adelantar las elecciones generales.
Dicen por ahí que lo importante es saber comunicar, yo digo que más importante que saber comunicar, es que te dejen hacerlo, y llámenme gramsciano, que lo mismo me lo merezco, pero aquí no todo el mundo comunica en igualdad de condiciones. Algunos tienen artillería y otros tenemos catapultas (con suerte).

email

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *