April, 2013

now browsing by month

 

Votantes a la cospedal

Ingredientes:

  • Una crisis económica y de régimen.
  • Tres sueldos de origen público y la presidencia de una Comunidad Autónoma
  • Un escándalo de corrupción casi sin precedentes.
  • Un presidente metido en un bunker.
  • Unos votantes medios del Partido Popular (5-6 en la escala ideológica del CIS)
  • Una ILP con más de un millón y medio de firmas y un 90% de apoyo en las encuestas
  • Una peineta.

Asumimos una presidencia de una Comunidad Autónoma y desde el primer momento recortamos en todo lo social que se nos ocurra, sanidad, educación, dependencia, y por supuesto eliminamos completamente los salarios de los representantes en el Parlamento al tiempo que cobramos tres sueldos de origen público.

Ponemos a cocer a fuego lento un caso de corrupción interno del partido en un puchero que intentamos tapar con mucha fuerza para que no se salga ni una pizca. Cuando el fuego aumenta de potencia, el caso rebosa y el puchero salta por los aires, comienza a  añadir de forma constante  todo tipo de declaraciones que le darían vergüenza ajena hasta  a tu madre, que enseñaba a tus parejas ,con mucho orgullo, tus vídeos de las obras de teatro infantiles donde te vestían de patito y bailabas descoordinadamente hasta tirar a algún compañero del escenario.

Durante toda este proceso ve sazonando la crisis económica y de régimen con un Presidente del Gobierno y del Partido escondido en un bunker del que no se tienen pruebas de vidas fehacientes porque en sus comparecencias a través de la televisión de plasma se olvida de enseñar la portada de “La Razón” de ese día.

Prepara un lecho con los pliegos de la ILP firmados por los ciudadanos y como seguro que te han sobrado algunas de esas declaraciones tan ingeniosas  añádelas. Aquí te dejamos algunas ideas como llamar Nazis a quienes defienden la iniciativa de forma pacífica.  o en la previa a pasarte por el forro la citada ILP (paso fundamental para que la receta salga bien) haz otras declaraciones cargadas de empatía algo  como que tus votantes se aprietan el cinturón antes de dejar de pagar la hipoteca 

Finalmente en el lecho de la ILP denegada,  sirve la crisis,  tus recortes y los casos de corrupción,   en una fuente de plata ( encadénala a la mesa no sea que te la robe la chusma), y dáselo de comer a tus votantes en las anteriores elecciones generales (ocúpate de que se coman hasta la última brizna no sea que vengan los perroflautas  nazis a comerse las sobras) . Justo después, ponte la peineta y prepárate para disfrutar de un magnífico banquete, ha llegado el momento tan esperado, sí, el de comerte a tus votantes, pero ten cuidado que se indigestan.

 

 

 

¿Qué va a pasar con la sanidad en Majadahonda?

Acto de Izquierda Unida de Majadahonda  sobre los recortes en sanidad que grabé en streaming:

Puré de guisantes militante

Ingredientes:

  • Unos militantes tiernecitos
  • Varias toneladas de carteles, panfletos y litros de cola
  • Un proceso de movilización constante
  • Una crisis de régimen
  • Un proceso asambleario interno

Ponemos a remojo de cola , panfletos y carteles a unos militantes preferiblemente tiernecitos. Se debe hacer mucho hincapié en su obligación a pegarlos y repartirlos todos, porque los militantes veteranos ya lo hicieron en su momento, por lo que ahora no tienen obligación de hacerlo.

Se inserta a los militantes en un contexto de movilización constante, dejando muy claro que las movilizaciones de los sindicatos mayoritarios son buenas (independientemente de su contenido, y de las decisiones que tomen a posteriori), y las de los nuevos actores políticos depende: si son masivas, podemos llevar nuestras banderas y tienen buena prensa están “bien”, y sino son antipolítica y no las apoyamos.

Sin interrumpir la movilización, en otra cazuela ponemos a cocer un proceso asambleario interno, si se puede iniciar simultáneamente dos o más procesos de niveles territoriales diferentes muchísimo mejor, que se pongan las pilas.  Presentamos varios documentos políticos y organizativos  para que se los lean y les prohibimos organizar reuniones de trabajo sobre ellos en sus propios espacios, que donde se debaten esas cosas es en las asambleas de los mayores.

Deja que esos militantes se cuezan en sus propias enmiendas, madrugones para ir a reuniones obviamente conspiradoras y destructivas, en sus  trasnochadas para curar la astenia (un síndrome que se han inventado solo para justificar sus orgías)  y sus contubernios  judeomásonicos transpirenaícos por el  guaasap ese. No te olvides de recordarles que donde hay que estar es en la calle cada vez que organicen un acto de debate o formación interna (después vete a presentar un libro al Ateneo).

Al llegar la asamblea ríñeles por el gran número de enmiendas presentadas, trata de agruparlas para que se voten en bloque, que  estos tiernecitos no nos van a tener aquí para  discutir todo el día y desprecia sus posicionamientos en cada debate.

Pasados unos meses busca un cargo público que se cague en las enmiendas que lograran aprobar y riñeles de nuevo cuando exijan que se cumplan los acuerdos.

Si terminado este proceso no tienes un buen puré de guistante de militante, es que te equivocaste al escogerlos, que o no son guisantes, o no son tiernecitos. Cuidado con intentar comértelos porque lo mismo se te atragantan.

 

 

 

 

 

 

El 15M, nuestra revuelta del gueto de Varsovia

Publicado originalmente el 3 de abril de 2013 en Cronica Popular

En su imprescindible obra “Modernidad y Holocausto” el sociólogo Zygmunt Bauman dedica un capítulo completo a la colaboración de las víctimas, los judíos, en su propio exterminio. Durante toda ese capítulo desgrana y explica algunas afirmaciones terriblemente lúcidas entre las que destaca la siguiente “La cooperación con sus enemigos jurados y futuros asesinos tenía su grado de racionalidad. Los judíos, en consecuencia, se acostumbraron a las condiciones de sus opresores, les facilitaron la tarea y acarrearon su propia perdición aunque su actuación la guiara el propósito, racionalmente interpretado, de sobrevivir”.

La obra de Bauman, aun tratando sobre el horrible crimen que supone el Holocausto, intenta constantemente ofrecer conclusiones aplicables por completo a las sociedades modernas y así nos encontramos con reflexiones tan necesarias como que se debe cuestionar la racionalidad como medida única de la competencia organizativa. Esta conclusión es tan importante porque debemos tener en cuenta una cosa: esta crisis y su forma de gestión son totalmente racionales analizados bajo el paradigma burocrático creado durante los últimos 30 años. Un paradigma capitalista y, en concreto, neoliberal.

El propio Bauman plantea que se desconoce lo que habría podido suceder con el Holocausto si la desobediencia y la negativa a colaborar de los judíos hubiera sido generalizada, si la revuelta del Gueto de Varsovia no hubiera sido casi una excepción, algo tardía, a la regla.

Seguir leyendo 

 

 

Café de la lluvia (12-04-13) sobre la II república

Programa en el que participé para hablar de lo que supuso la II República

“En la presente edición se acercó a nuestro pequeño rincón radiofónico Gonzalo Caro -politólogo, investigador social y militante de Izquierda Unida- para hablarnos sobre cómo se articuló la necesidad de difundir la educación y la cultura durante la II República, periodo que supuso un cambio conceptual ante lo establecido con anterioridad. “

Seguir leyendo