December, 2012

now browsing by month

 

Vamos a transformar madrid

El pasado 1 y 2 de diciembre se celebró la Asamblea Regional de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, las opciónes que luchábamos por el cambio sufrimos la peor de las derrotas, la que se produce por la mínima (el continuísmo obtuvo el 51% de los votos, frente al 37% y al 12% de las otras dos candidaturas, tan solo 17 votos de diferencia) y deja a uno repasando obsesivamente todo lo que hizo o pudo haber hecho durante esos días de asamblea, buscando el fallo que impidió que las opciones de cambio vencieran en dicha votación.
La verdad es que ese ejercicio de autoflagelación es absolutamente inutil, no va a cambiar nada del pasado y no va a mejorar el futuro, es mucho mejor ver el camino que hemos recorrido hasta aquí y recuperar lo que nos sirva para avanzar:
Fuimos muchos militantes quienes hacía ya más de un año ante la deriva que estaba tomando la organización tanto en cuestiones internas, como en algunas cuestiones políticas ,como nuestro papel en Caja Madrid y Bankia, decidimos que debíamos construir una alternativa para nuestra federación. Poco a poco fuimos poniéndonos de acuerdo, redactamos documentos con nuestras posturas, fuimos involucrando a cada vez más compañeros y compañeras. y sentado las bases de esta alternativa a la que llamamos Cambiar IUCM.
La máxima escenificación de ese proyecto muy difrente del que venía manteniendo el anterior nucleo dirigente fue el de elaborar y presentar un documento político organizativo propio, que muchos y muchas hemos defendido en las asambleas de base. Ese documento con sus aciertos y con sus carencias mostraba que existía un proyecto político diferente para nuestra organización y lo más importante, permitió a muchos compañeros y compañeras debatir sobre política e ilusionarse con la posibilidad de un cambio real, en definitiva se les dio la opción de elegir entre dos concepciones distintas del momento político que vivimos, las estrategias a seguir y el modelo de organización que necesitamos. Solo eso es ya un éxito que ninguna votación puede quitarnos.
No ganamos la votación del documento, pero gracias al debate que generó sí que logramos introducir cambios en el documento oficial que lo hacen radicalmente distinto: La censura sobre la actuación en Bankia, la recuperación de la Asamblea de Madrid Ciudad (fundamental para poder controlar a muchos de nuestros cargos públicos y para que las asambleas de Madrid tengan los mismos derechos que el resto), o la defensa del papel de las áreas de elaboración colectiva.
Aun así hay una cosa mucho más importante, hemos convencido a una gran parte de la militancia de base y también a una gran parte de quienes desde fuera tienen sus ojos puestos en IU de que el cambio es posible. Les hemos convencido de que es posible una Izquierda Unida en la calle pegada a los movimientos sociales, que sea siempre combativa y nunca esté en connivencia con quienes nos agreden y nos roban el futuro, y por encima de todo, una IUCM que no solo se cree, sino que considera su obligación formar parte de un bloque político y social que ejerza el poder para transformar nuestra realidad y dar respuesta a los problemas de la gran mayoría.
Ninguna votación ganada o perdida nos libra de la responsabilidad que implica haber generado esa convicción; al día siguiente de la Asamblea se han seguido produciendo desahucios, se ha continuado destruyendo empleos y se prepara el siguiente golpe a nuestros derechos por parte de este régimen. Si abandonamos desmoralizados por no haber obtenido la victoria total a la que aspirábamos y que tanto desean quienes nos apoyan, cuando queramos volver a dar la batalla nadie nos creerá.
Yo lo tengo claro, ahora no podemos fallar, no sólo tenemos que cambiar IUCM, tenemos que transformar Madrid y vamos a hacerlo, porque la gente no puede esperar más, porque estamos sobrádamente preparados y legitimados , y porque ese siempre ha sido nuestro objetivo.