Cajas y mascotas

La vida es un extraño conjunto de cajas. La gente siente la necesidad de meterte en una de ellas. El orden es la forma que hace que su comprensión del mundo tenga sentido. Cuando no estás dentro de una de esas cajas, desafías su forma de entender el mundo. Con ello empiezan los problemas. La diferencia te hace raro y lo raro no es de fiar para muchos. *0

Pongamos un ejemplo. Suponed que el otro día llegaba a mi casa después de salir a correr. Suponed que me encontré con unos conocidos de la infancia (Mi niñez ya queda lejos Cero chistes. Tocadle los huevos a otro). Suponed que todos ellos tenían un vástago con ellos. Suponed que la reunión era de matrimonios porque siguen en contacto y ese día tocaba cañas juntos. No yo. Que soy un asocial de las pelotas.

– Hola Entrari. ¿Qué es de tu vida?

– Aquí ando. *1

– Aquí estamos yo y los niños. Y tú, ¿ya tienes?

– ¿El qué?

– Niños.

–  No. Que yo sepa.

– ¿Y pareja?

– No. Que yo sepa.

Joder. eres un raro. ¡Qué bien vives cabrón!

– No. Que yo sepa.

A ese tipo de cajas me refiero. Para muchos la vida es A o B. En informática a estos caminos excluyentes los llamamos diagramas de flujo *2. Si no es algo, entonces es lo otro. Nos pierde la maldita obsesión por la simetría. Llevamos vidas binarias. Trinarias. N-arias.  Acostumbrados a que una porción de la información nos dé una visión de conjunto. Es poco esperado exponer conceptos complejos de las relaciones humanas para ponerse a hablar de temas banales. Como hacerlo de mascotas. Y es justo lo que voy a hacer. Hablar de mascotas.

Muchos matrimonios son extraños. Si no empiezan a tener hijos se compran un perro. Ocurre constantemente. Ponerse en situación antes de responsabilizarse de una vida, dicen. Como un ensayo general antes de la vez definitiva. No sé qué uso tendrá para la futura criatura sacar a pasear al animal, enseñarle a no subirse a los sofás y traer un palo *3. Porque el perro siempre sobrevive. Crece. Se come las paredes. Los mueble. Y después un día te sueltan que están embarazados. Que llega el niño. Aún sigo preguntándome cuál el papel del perro en todo esto. En el milagro de la procreación. Y mejor así,  no quiero imaginármelo.

Mi hermano está esperando un hijo con su mujer. La palabra esperar siempre me ha hecho gracia. No es que el niño esté cogiendo un autobús para llegar y tal. Hace dos años apareció en casa con un perro: “Tizón“. Tizón es medio Dálmata y medio Labrador. Los perros tienen marcas como las zapatillas o la ropa. Parece que ciertos caracteres se heredan dependiendo del fabricante. Yo cuando alguien me dice que su perro tiene pedigrí pongo la misma cara que me sale si me dijesen que tienen un lagarto Lacoste. Asentir como si supiese de qué me hablan. Y es que al parecer los Dálmatas están locos, y los Labradores deben de ser los perros más buenos del mundo. Esto explica que el perro parezca bipolar. Si Lassie hubiese sido como Tizón, dependería de la parte del cerebro que estuviese al mando. Como jugarse al un 50% que avisara a la gente de la granja o que creyese que ahogarse en el rio forma parte de un divertido juego en el que participar.

– Jota. En casa siempre hemos sido de gatos.

– Ya, pero es que como no tenemos niño nos compramos un perro.

– Te entiendo. Yo el otro día me quedé sin sal y leí un libro.

– ¿Y eso que tiene que ver?

– No sé. También quería jugar a unir causas con efectos no relacionados.

Mucha gente manifiesta “Ser más de perros” o “Ser más de gatos“. Yo soy más de gatos. Recuperando en tema inicial de las cajas, la gente tiende a clasificarte por una declaración así. Dices de gatos es escuchar que los gatos solo te quieren por el interés. Que van y vienen cuando les viene en gana. Les explicas que no es del todo cierto. Que hay matices. Yo os doy la razón respecto a que los gatos son unos grandes hijos de puta. Arañan. Miran con aire de superioridad. No dejan de recordarte que la casa es suya y que estás de paso. Y suelen ignorar bastante a la gente cuando les miras y haces “Misimisimisi“. Pero saben poner cara  de “Yo no he sido, dame de comer“. Por ello matizo. Son unos hijos de puta adorables. Y por eso me encantan.

El ser humano domesticó a los animales en un largo proceso de selección a fin de encontrar alguno que quisiese vivir con nosotros. El precursor del perro actual fue el lobo. Se seleccionaba a los lobos más retrasados mansos para criarlos y obtener una descendencia privada de parte de su carácter salvaje 4* para que nos acompañasen a la caza cuando éramos nómadas. Los gatos en cambio se los escogía únicamente porque se comían a los roedores. Los ratones eran un gran problema. Se comían el grano que guardábamos cuando pasamos a ser sedentarios.  De ahí obtenemos que los gatos nos han llegado casi sin adulterar en estos últimos 50.000 años y que los perros son lobos tontos. Que llevan mucho más tiempo con nosotros, lo cual me hace pensar que algo se les ha pegado.

Pero la gente que tiene mascotas no se limita a A o B. En Inglaterra se puso de moda el criar conejos como animal de compañía. Cuando alguien te dice que tiene un conejo es clásico hacer la gracia de “Con arroz estaría cojonudo“. Da igual que odies la paella. Tú lo dices. Hay gente que se envalentona y pasa a hacer otros comentarios humorísticos demostrando que saben lo que es un homónimo cuando quieren. Que en castellano cualquier cosa puede significar coño con poca imaginación. No puedes arreglarlo usando el nombre del conejo en latín “Oryctolagus Cuniculus” porque a estas alturas de frase todos habéis creído leer Cunnilingus y estáis volviendo a leerlo bien. Pese a que en nuestro país aún nos choca tener un lepórido en casa, empieza a ser cada vez más común. Y son animales adorables. Peludos y con tendencia a morir de asfixia autoerótica. Y si tienes gato, la juerga está asegurada.

Hay gente que tiene peces. Roedores. Incluso serpientes. Cuando preguntas a alguien si es de A y dice que “Si” no puedes descartar B. Hay más opciones y no tienen que ser excluyentes. Desgraciadamente la gente parece que haga oposiciones para ser simple de pelotas. Provocamos que todo sea monocromo. Y al final uno se cansa. Cierra los ojos y lo ve todo negro. Un solo color. Un sólo dolor de cabeza.

El conjunto es mucho más grande que lo que creemos. Tener opciones. Discutir opciones. Descubrir opciones. Elegir A y descubrir que no es lo mismo que A en cursiva o negrita. Darte cuenta que la caja A no existe. Que es un atajo. Un convenio. Tener interés genera ser interesante como accidente.

No hay cosa más triste que pensar que alguien cabe en una caja. Para eso ya habrá tiempo cuando muramos. *5

 

*0 Por ejemplo. Yo odio a Los Planetas y a Héroes del Silencio. Que qué tiene que ver eso con este texto. Nada. Pero estaba deseando soltarlo en algún momento con el alivio que ello representa.

*1 Aquí ando. Mi respuesta estándar. Si la vida fuese perfecta tendría subtítulos y debajo de mi “Aquí ando” se leería “Me apetece hablar de mi vida una mierda”

*2 Diagramas de Flujo. La historia del nombre no es la que pensáis. Se dice que cuando los diagramas fueron creados sobre el papel, los informáticos miraron alrededor y se dieron cuenta de dos cosas. Que eso era un campo de nabos y que la situación que observaban tenía visos de prolongarse en el futuro por mucho tiempo. Muchas palabras tenían significados extraños. Flujo era una de ellas. Por unanimidad se escogió ese nombre. Que menos que echarse unas risas a costa de su perpetua virginidad y sentirse integrados cuando alguien la usase en sociedad. Aunque ellos entendiesen otra cosa.

*3 . Si tenemos en cuenta que esto pueda estar pasando en los últimos veinte años explicaría mucho de la juventud actual. Si lees esto y tus padres te dicen que ya tenían perro cuando naciste, empieza a hacerte preguntas sobre tu educación y sobre un reprimido instinto a traer cosas cuando las lanza alguien al grito de “A por el palo Bobby”

*4. Quiero pensar que nosotros estamos haciendo la misma selección con nuestra clase política. Pero claro. Hasta llegar a un político manso y obediente vamos sufriendo los pasos intermedios. Así nos va.

*5 Una rara variación de todo este conjunto de cajas y mascotas es el gato de Schrödinger. Veréis. Erwin Schrödinger es quizás el anti ejemplo de físico. Tenía vida sexual. Cualquier físico teórico sabe que esto es muy raro. ¿Por qué? La profesión de físico teórico poco dista de meterse a monje, sólo que el celibato no es opción voluntaria, viene de serie.

Cuenta la historia que Schrödinger visitaba a una de sus amigas de investigación especializada en la rama de física cuántica. Dicha mujer era del perfil “Tía de 30 años soltera que se compra gato”. En mitad del acto, el animal no dejaba de incordiar.  Erwin lo metió en una caja cerrada sin agujeros y el gato manifestó su descontento entre maullidos y bufidos. Cuatro horas después de tórrida pasión le extrañó que el felino estuviese en silencio, sin desprender ningún ruido. Erwin Schrödinger evitó airoso la situación tratando de explicar a la furiosa mujer que el gato podía estar tan muerto como podía estar vivo. El estado de desconcierto le permitió huir de la casa y no volver a ver a la chica por su seguridad. Por supuesto le contó la historia a Einstein el cual no supo estar callado y este a su vez altero un poco la versión. Nosotros la conocemos hoy tal y como nos ha llegado: “El gato de Schrödinger y la física cuántica

No hay atajos a la felicidad

 

6 Responses to “Cajas y mascotas”

  1. Te he leido cabrón, y tienes razón, si no eres como es cada una de las personas que conoces, te califican como raro, y te “encajonan” suponiendo que conocemos a multiples tipos de personas diferentes, es de suponer que seamos raros para todos…

    Lo de los niños, es la hostia! lo sufro constantemente, hay mucho cabrón suelto que te tilda de raro, solamente porque él o ellos son unos calzonazos y se han sometido a los requerimientos de una mujer… Yo estoy contigo y te apoyo, es mejor tener una novia de pre-pago, que una mujer con tarifa plana para, incordiar, chillar, mandar, someterte, humillarte, etc… Sigo pensando que lo mejor es hacer una empresa de Leasing de Pitutis, y cada cierto tiempo renuevas la pituti, es un tema de higiene, higiene mental.

    Ahora Encajoname!!!

    Edu.

    Pd: yo no soy informático

    • entrari dice:

      Que te voy a contar de encajonarnos. La gente lo hace constantemente. Siempre recuerdo de una serie, LAIN , cuyo protagonista se pregunta lo difícil que es saber quién es uno mismo, sino que además tenemos que luchar contra todas esas versiones de nosotros que son las que crea la percepción de los demás cuando nos conocen.

      Respecto a hijos y demás. El material genético de mi familia, cuya perpetuidad no es una prioridad pero juego al sexo como si lo fuese, podría morir conmigo. Para beneplácito de mis padres no soy hijo único y ya tengo sobrinos.

  2. Iria_Muchan dice:

    Ahora me explico porqué de pequeña mi padre para llamarme me silbaba como se suele hacer con el perro de la casa….

    😛

  3. XIRIS dice:

    Nunca he entendido cuando alguien se compra un animal para comprobar su madurez mental, el perro (o el gato o el conejo o el lagarto o lo q sea…) no tiene la culpa de q su “dueño” sea un gilipollas. Los cambios vitales se asumen segun llegan como mejor se puede, tener un chucho no hara q funcione mejor o peor tu vida sentimental, tu capacidad de construir un proyecto con alguien si eso es lo que quieres o la futura educacion de tus hijos, si decides tenerlos. Seras tu, solo o acompañado. El de antes del chucho y el de despues del chucho.

    Hablo de chuchos xq habiendo tenido bichos varios, por afinidad me quedo con el perro. Si, los gatos pueden ser adorables, pero son unos hijos de puta ( el orden de los factores SI altera el resultado). Ya tengo bastantes hijos de puta a mi alrededor como para meter a otro mas en casa. No gracias.

    Y con respecto al asunto cajas. Adoro q la gente “rara”, me hacen sentir viva. Debo de ser una de ellos.

    Rara si cada vez soy mas taliban con mi musica, lo siento, el resto no me provoca nada en mi interior. Ahora la gente normal me pide q les recomiende discos, aunq no lleguen nunca a entenderlos.

    Afortunadamente en las reuniones familiares dejaron de preguntar hace tiempo sobre si estas o no con alguien (esa frase de…”pero si eres un partidazo, quien te pille…!”, SI, lo soy, y ademas Investigador Novel, pero lo era ya antes de ganar pasta o trabajar en algo que me gusta, mi esencia no ha cambiado y ahi esta, quien la vea sera el que entienda lo q es ser un partidazo, por eso a lo mejor he decidido no estar con cualquier mindundi depilado q me caliente el colchon).

    Tras abandonar a Walt Disney, que flaco favor ha hecho a la humanidad de este planeta, una intenta ser fiel a si misma y a lo que quiere. A ser rara, y a quitarse las cajas de encima en cuanto puede. En las ciudades pequeñas a veces cuesta mas, bueno, les cuesta mas al resto entender que no te las pueden poner, cuando se empeñan una y otra vez en parcelarte.

    Longest post ever.
    Longest reply ever.

    Un post genial, como siempre 😉

  4. Soni dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Soy “rara”, fiel a mi misma y a mis convicciones y a muxa honra, guste o no guste! Y me encanta!! Y si, tengo 2 hijos de puta adorables en casa…

Leave a Reply