Comunicado Solidaridad huelga transporte

SOLIDARIDAD CON LA HUELGA DE TRANSPORTES DEL
17S


La Asamblea Popular de Arganda expresa su solidaridad hacia las huelgas convocadas por los trabajadores y trabajadoras de Renfe, EMT y Metro de Madrid para el día 17 y posteriores.
Mientras continúan los recortes, aumenta el número de parados y se extiende la pobreza en el país, vemos como se sigue rescatando a los bancos, se amnistía a los grandes
defraudadores de impuestos y la riqueza acaba concentrándose cada vez en menos manos.
Todo esto en un clima de recrudecimiento de la represión frente a quienes salimos a la calle
para mostrar el carácter instrumental de esta crisis, que se encamina al desmantelamiento de los servicios públicos que tanto tiempo costaron de construir.
Una crisis que, por mucho que quieran que creamos, no nos afecta a tod@s igual. Ese
“esfuerzo común” al que llama el Gobierno y el resto de partidos del Régimen, es una gran
falacia cuando comparamos el “sacrificio” de ese 25% de la población española que se
encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, con el “sacrificio” de grandes empresas y
bancos que sufren una simple disminución de beneficios. Lo que trabajadores, parados,
pensionistas, estudiantes y demás colectivos afectados tenemos en común, es que somos el
blanco directo de esas políticas de austeridad selectiva, que encamina nuestras vidas hacia
la miseria.
Por este motivo debemos encarar la huelga en los servicios de transporte, no desde el punto de vista del “usuario” cuyos derechos quedan desatendidos durante el paro, sino como trabajadores, pensionistas, precarios, estudiantes,… cuyos derechos nos arrebatan cada día “los de arriba”.
Cualquier conductora de la EMT en huelga por mantener su salario, rechazar despidos de
compañer@s y en demanda de unas tarifas más justas, sufrirá al igual que nosotr@s la
subida del IVA en todos los bienes de consumo diario. Cualquier técnico de ferrocarriles de la RENFE que el 17S pare para evitar la privatización de la empresa pública en la que trabaja, tendrá a sus hij@s en los mismos colegios e institutos públicos cada vez más masificados. Cualquier trabajadora de Metro de Madrid que secunde la huelga para que su nómina no se vea más empequeñecida, pagará, como el resto, por aquellos medicamentos que la Seguridad Social ya no subvenciona. Nos une lo que nos oprime: los bancos y grandes propietarios y los gobiernos a su servicio.
Frente a quienes aprovechan la coyuntura económica para hacer del trabajo un privilegio para poder abaratar costes laborales y desmantelar lo público, lo de todxs. Nosotr@s apostamos por el apoyo y la comprensión hacia estas luchas, que no hacen más que reivindicar lo justo y lo necesario: un trabajo digno para una existencia digna. No se trata de obtener privilegios para un gremio en concreto, se trata de defender las pocas ruinas que quedan de un “Estado de Bienestar” herido de muerte y con las horas contadas. Es la hora de empezar a concebirnos como ese sujeto oprimido y pasar a la acción, organizarnos y construir la tan posible como necesaria alternativa al sistema en el que vivimos.

Ni un paso atrás en nuestros derechos
No debemos, no pagamos

Asamblea Popular de Arganda 15M

Esta entrada fue publicada en Comunicados, Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *