« Septiembre 2007 | Main | Noviembre 2007 »

Octubre 31, 2007

Con mano izquierda en el Salón

Bueno, se me olvidó avisar... estaré en el Salón del Manga de Barcelona viernes y sábado, "repartiendo" camisetitas y haciendo amiguitos. Tengo que ver mi colaboración en el fanzine WEE y en Ruleta Rusa en mano, a ver qué tal ha salido todo. ¡Nos vemos!

Tanto texto para nada

Post trascendental de estos por los que entran seguramente el 99% de las visitas a este pequeño sector del océano digital.

Desde hace unas cuarenta mañanas, una pregunta me asalta a diario cuando me dispongo a comenzar mi rutina. Tras ignorar la molesta alarma de mi móvil- despertador hasta el límite que mi horario de clases me permite (a veces un poco más allá cortesía de la casa), aparto la sábana con mala gana como quien se quita de un empujón a un borracho que se le ha tirado encima. Cada noche cuando me acuesto pienso “mañana me levantaré al primer sonido de la alarma, desayunaré e iré con tiempo a la facultad”, pero todo es baladí, detesto regirme por horarios. Me visto aprisa, me deshodorizo y remojo la cara con agua fría para ver si se me va lo feo como una mancha; tras comprobar que no, que es mío para siempre jamás, agarro la mochila y salgo por la puerta. Con todo este trajín, y sin desayunar, imaginareis que esa pregunta diaria que he mencionado no surge ni con sacacorchos.

La primera espera rutinaria es la del ascensor, antes que la del metro y la de las clases. Espero al trasto, bajo en él los diez pisos que me separan del asfalto y saludo al afable Pedro, nuestro portero: este caballero es de esas grandes pequeñas personas que te dedicarían una sonrisa y unas palabras de ánimo aunque se le acabase de caer el techo encima. Doy unos cuantos pasos hasta el quiosco que es como un “save point” entre mi casa y el metro, y compro El País (el resto de diarios los miro por Internet, pero este es mejor compañero en el metro). Como lo que me queda hasta la triste entrada al subterraneo lo paso leyendo la portada, aún no me asalta ninguna pregunta más allá de las seis “W” que te responden (o deberían responder) los titulares de las noticias.

Llega el momento de la Cuestión. Cuando esquivo a las personas que salen del metro como si no te vieran (la gran ciudad suda mala educación por todos los poros), supero a los vendedores de calcetines y repartidores de panfletos, en las escaleras de granito que bajan al Hades urbano, en una pared vuelvo a leer día sí y día también el malintencionado y puñetero graffiti: ¿Qué puedes decir de tu vida hasta este momento?

Es una tontería, pero cada vez que lo leo intento responderme a mí mismo, y planteándomelo me encuentro en la facultad como si me hubiese teleportado. Haciendo un resumen de mis vivencias, puedo decir que han sido variadas, quizás no tan emocionantes o intensas como pretende el imaginario contemporaneo que deberían ser: no he salido mucho de juerga, no me he arriesgado casi nunca, mi vida sentimental es más o menos una linea recta, me he metido en pocos líos con mis padres y profesores, quizás mi antónimo más inmediato es la expresión “a tope”… pero dentro de la monotonía aparente, siempre he luchado por hacer lo que me gusta, me he enamorado (y desenamorado) como el que más, las pocas veces que alguien me ha sacado de mis papeles y lápices a bailar y beber me lo he pasado bien, y a día de hoy no puedo mencionar a ningún enemigo declarado. He conocido sabios, idiotas, brujas y ángeles, he sido un cabrón y un santo varón, he triunfado y he fracasado en varias cosas, y quizás no siempre he hecho todo lo que podía ni he vivido tan apasionadamente como podía, pero hasta el momento, hay pocas cosas que siento que me falten, y menos que no pueda conseguir aún.

Los elementos que han escapado a mi control en el pasar de mis días… ¿merece la pena mencionarlos? He perdido seres queridos, otros han llegado, he sufrido accidentes imprevisibles y la suerte me ha sonreído y me ha enseñado el dedo por igual, como a todos. La vida no me ha situado en lo más alto de la pirámide, pero tampoco he llegado asentirme pisoteado en exceso por nadie en mi modesta posición.

Quizás sí puedo destacar que por tener el físico que tengo, la cantidad de anécdotas que reúno es mayor que la de otras personas, y tal vez algo monotemática, pero esto le pasa al manco, al despistado y al vecino de al lado si te descuidas. Solo cambia la excusa para el gag cómico. Quizás puedo dedicar un apartado a la de cosas que me rondan por la cabeza y lo extraño que el mundo me parece, a pesar de que todos insisten desde mi niñez en que todo transcurre con normalidad: los políticos mienten y se enfrentan en vez de buscar el avance del país (como siempre han hecho), la televisión escupe su basura ante la nula crítica de nos espectadores, las parejas se forman de manera tan fastidiosamente aleatoria y a la vez mecánica como el resultado de una tragaperras, las ideas se forman no con introspección y contraste, sino superficialmente y zurcidas con prisas a las de otros compadres de arengas, para que parezcan más sólidas y convincentes… en un espacio no caben dos posturas, y en los que caben, simplemente compiten ambas en una escalada por ver cuál es mejor. Las modas nos dicen qué debe ser respetado y qué debe preocuparnos esta semana, y los idealistas siguen pensando que la solución reside en un mundo de flores y nubecitas de algodón, al que parece llegarse con la insurrección y la cogorza o la mera buena intención… aquí puede residir mi único reproche, que la realidad, el mundo, la sociedad, llama al monstruo como gustes, me deja un poco de lado por no ser muy corrupto o taimado.

¿Qué puedo decir de mi vida hasta le momento? Pues que es una vida más, y la he vivido y pretendo seguir viviendo como mejor pueda y me parezca. Qué pregunta más estúpida… pero joder, la de tiempo que me lleva contestarla siempre.

Octubre 11, 2007

Que no se diga que este no es un blog educativo

Hoy, geografía de la mano del eminente Yakko Warner.

De todas formas no os preocupeis, cuando Pinky y Cerebro se hagan con el control se unificarán todos los países bajo la lustrosa bandera de Cerebronia. o_o

All heil the Brain!Narf!

Dios, como disfrutaba con estas series... :_3

EDIT: por cierto, como chirría España en la canción de los países XD en inglés disimulamos más...

Octubre 09, 2007

Tan real como la vida misma...

realcomolavidamisma.jpg

Me gustaría decir que me lo he inventado pero...soy así de torpe con las chicas. La pobre hija no sabía qué pensar, creo yo... XD

Octubre 03, 2007

Increible

Recordemos esta tira tan graciosa ella...

...y veamos ahora las tiras ganadoras de este concurso, q pasarán a publicarse durante un año.

Una vez más, en el panorama español, la ficción va y le da por saco a la realidad.