« Julio 2006 | Main | Septiembre 2006 »

Agosto 28, 2006

Malas noticias

Me temo que sí, y es algo que debería haber mencionado antes... los comentarios más antiguos de las tiras empiezan a desparecer. Esto se debe a que el servicio de comentarios usado en ambas tiras exige una pequeña cuota para mantener los comentarios (que no contemplo pagar por mucha rabia que me de) o de lo contrario, una vez pasados tres meses aproximadamente de la publicación de un comentario, éste desaparece.

Sin embargo, animo a todos a que sigais comentado las tiras, leo todos vuestros comentarios con atención e ilusión, apunto las propuestas de merchandising que muy de vez en cuando me dejais (no sé cuán en serio van, pero no le voy a hacer ascosXD) y día a día repaso todas las tiras para comprobar si hay alguno nuevo que leer. De paso ya os digo ¡Muchas gracias por vuestras buenas críticas hasta el momento! y me quedo como un rey ^^

EDIT: euh....la cosa es que lso comentarios están ahí, pero no salen contabilizados en el link...cosa más rara tú... pero que bien, ¿no?^0^

Agosto 27, 2006

Yohoho y una botella de ron

Si yo hubiese trabajado en Lucasarts en la época dorada de las aventuras gráficas y fuera a ver Piratas del Caribe al cine, pegaría un berrido que pondría a prueba el esfinter de más de un niño en la sala. Pero como no trabajé en Lucasarts, simplemente hago evidente ese pestiño a Monkey Island que desprenden sus dos películas (y podríamos ampliarlo a la tercera, ya rodada) y disfruto de ello con morriña.

Ahí estaban William Turner y Jack Sparrow, la división indivisible de Guybrush Threepwood (el señorito Bloom me sigue pareciendo más inexpresivo que un palo de escoba, así que encaja con el primer Guybrush, pixelizado él...), aventurándose en los mares para encarar a un bucanero paranormal, que en vez de Lechuck se presentaba bajo el nombre del mítico Davy Jones en su fantasmagórico navío, el Holandés Errante. También, para gracia de nuestros ojos y desgracia de mi gusto interpretativo repitió la Ellein Marley de la saga, Keira Nightley, con su caprichoso y odioso personaje de Elisabeth. Y secundarios nuevos y viejos no faltaron, todo encantadores y con unos diseños que son una gozada (en referencia a la tripulación del Holandés Errante, marineros con rasgos de animales marinos a cada cual más original y aterrador), para terminar de hacer una peli muy maja ella.

En conjunto, son dos horas y media muy entretenidas llenas de risa y situaciones que solo podrían haberse dado clickando “usar pollo de goma con polea en medio?, con idas y venidas continuas de los personajes que tan pronto son amiguísimos como se quieren hacer un collar con los piños del otro. ¿El motivo de tanto revuelo? La búsqueda por parte de todos y por distintas razones del Cofre del Hombre Muerto, que oculta la clave para controlar los mares y hacerse una asadurilla de cine. La película abarca desde la búsqueda de la brújula de Jack Sparrow a la caza del cofre, pasando por encontrar la llave del mismo, toda una aventura trepidante con un final de esos que no se perdonan fácilmente.

Pero entre tanto disfrute hay sitio para alguna crítica: diría que hay largas escenas sobrantes y que no aportan nada a la trama, pero como en una de ellas (el rescate de la tripulación de La Perla Negra de una tribu de caníbales) se dan los gags más hilarantes del film, es un mal menor y que se puede pasar por alto. Los viajes de aquí para allá de los personajes y sus continuos cambios de objetivo hacen perder el foco de la película en cierto momento, hasta que todos juntan sus caminos al final y te preguntas cómo han llegado allí, pero supongo que es marca de la casa. Sí es más grave lo incoherente que resulta el personaje de Elisabeth, que tan pronto es una damisela harta de las rudezas de los piratotes a los que acompaña, como es la más valiente de los corsarios hasta tal punto que seguro que tiene pelo en el pecho. Y podría decir más, pero sería spoilear una película que bien merece un vistazo. La música repite temas de la primera película, muy pegadizos sí, pero que no hacen destacar a la secuela en este campo por que a fin de cuentas no se han roto el culo para montar la BS.

En resumen puedo decir que Piratas del Caribe va camino de ser una trilogía de esas que se recuerdan por simpáticas pero sin demasiada gloria y que tiene todo eso que los que hemos disfrutado de Monkey Island siempre quisimos ver plasmado en una película, aunque no se trate de Guybrush y no salga un mono de tres cabezas…

piratas.jpg

Agosto 25, 2006

Nuevas tiras de Area 66

Solo un pequeño mensaje para advertir de que hoy a las 0:00 horas estará subida la primera de las tiras nuevas de Area 66, no subidas a DA con más humor, más marcianos, más dodos y más...¡¡Muerteeeeeeeeeeeeeeee!!
Perdón, me he emocionado *^^*

Termi vs. Scott McCloud: Let's get ready to rumble!

¡Hora de comerse el tarro para no llegar a mejor conclusión que “el pis es amarillo?! Empezaré con unas preguntas lanzadas al aire para ir calentando y después me meto al trapo, veamos…

¿La aplicación de las técnicas digitales en el dibujo ayudan al dibujante más que amodorrarlo al hacerle gran parte del trabajo?¿Es malo que el cómic pierda ese olor a artesanal a medida que muchos autores empiezan a usar las 3D para no tener que dibujar un coche, un escenario…desde distintas perspectivas? Por ejemplo, muchas veces al dibujar las tiras, éstas piden que dos o más sean idénticas o parecidas; yo al principio las dibujaba todas con mucha paciencia, pero cada vez tiro más del “copy and paste?, ahorrándome tinta y tiempo, pero dejándome esa sensación de que estoy engañando a alguien… podeis llamarme idealista o memo, vienen a ser lo mismo. Esta técnica la usan muchos profesionales, Akira Toriyama se ganó fama en la copistería de al lado de su casa seguramente, y autores como Kurtz se sacan sus tiras al día prácticamente dibujando a los personajes que participan en la coña y pegándolos en las viñetas que haga falta y cuantas veces haga falta, cambiando solo su expresión facial o haciendo aparecer algún brazo para reforzar su expresividad, todo esto siempre que no se trate de un gag dinámico en el que los personajes cambien muy a menudo de postura. No nos equivoquemos, a mí me encanta el estilo de Kurtz, disfruto con su tira y me parece que el hombre ha llegado a donde está con mucho trabajo, pero ponedme una de sus tiras al lado de la de Scott y Borgman o Tatsuya Ishida y vereis a cual aplaudo más…

La cuestión innegable es que las nuevas tecnologías siempre han sido como un hongo que con sus pequeñas esporas han llegado a todos los aspectos de la vida, incluidas las artes, lo cual no me disgusta siempre que complementen y no absorvan: las nuevas exposiciones cada vez precisan más de cableado, un ratón y una pantalla a color y los nuevos “cuadros? en vez de con pintura se hacen con ceros y unos, hasta el punto de que para un artista contemporaneo una pintura al oleo no vale nada artísticamente. El cómic por fortuna (al menos para mí) aún conserva sus viejos rasgos con buena salud, y esa vertiente del “cómic 100% digital?, innovador y puntero en vez de sustituir a lo clásico se desarrolla paralelamente para quien la quiera y sepa disfrutar, lo cual me parece fetén y chachipiruli, a pesar de que tengo alguna piedrecita que tirarles.

Si el dibujante tradicional por excelencia es y será siempre Will Eisner, el dibujante digital extremo vendría bien representado por Scott McCloud (joder cuanto Scott), quien ve Internet como el lienzo definitivo sobre el que el dibujante puede expresarse sin límites… ¡muera el yugo de la viñeta y la distribución constreñida de la página rectangular! McCloud es la clase de hombre que se dibujaría una tira cómica en la minga solo por añadirle la gracia de que para leerla tienes que ponérsela tiesa, es el artista experimental e innovador propio de nuestro tiempo... ese tipo de artista que despierta cierto recelo en mí por que prefiere hacer algo mediocre e icomprensible pero que ¡oh, nadie había hecho nunca antes! (será por que si lo haces no hay dios que te entienda, y la rueda gira) antes que una hermosa tira clásica con su planteamiento, nudo y desenlace en forma de punchline que cualquiera pueda leer sin perderse. Leo sus tiras y sí, son originales en su forma y presentación, pero no, no me hacen gracia y me parecen llanas: puedes coger una ardilla muerta y pintarla de verde y será rompedor, algún cuervo puede que vaya a hacerse la prueba del daltonismo incluso, pero te aseguro que nadie dudará que eso es una ardilla muerta.Veo esa ilusión de McCloud por un “nuevo lienzo sin límites? mal enfocada. A riesgo de volver a sonar anticuado, para mí el soporte del cómic siempre será el papel, y su distribución y narrativa, lineales. Asentada esta base, el autor puede crear historias elaboradas y narrarlas de forma efectiva, compresible y hasta original, e Internet es el escaparate ideal para la obra. Cualquiera que quiera expresarse más allá no busca hacer un cómic, busca… no sé que busca, pero no un cómic.

Sí, en esta “tierra de nadie? todo está permitido: una tira no tiene por qué seguir unas medidas justas, puede ser un día de dos viñetas, otro de una, y al siguiente de ocho; puedes distribuir las viñetas como Scott hace en Zot (esta es una idea que no me disgusta y hace muy fácil la expresión del ritmo narrativo, pero que no escapa a lo que planteo), e incluso puedes incluirle alguna animación o un hipervínculo a otra web donde espera el final del gag… pero entonces condenas a tu creación a no salir de la pantalla, e irónicamente la estás limitando de esta forma. He aquí la gracia de la tira o el cómic clásico frente al digital extremo: ha demostrado ser todoterreno, cómodo de leer, fácilmente distribuible por Internet y goza de la aceptación general. Para mí que pretendo ganarme la vida con esto, es vital esa versatilidad que hace factible que se pueda hacer un bonito recopilatorio sin tener que volver locos a los chicos de la imprenta con las medidas del papel y como lector, aunque tenga mis tiras favoritas subidas a la red, las quiero impresas para poder disfrutarlas tumbado en el sofa y sin tener que encender el ordenador.

Les concedo su lugar a los cómics online experimentales y reconozco que innovan, pero critico a los que olviden la esencia de la historieta en favor de esa ansia por romper esquemas que es su etiqueta, antes incluso que la historia que cuentan o la gracia narrativa del autor, y dejan su obra en algo anecdótico para pasar al próximo “lonuncavisto?. Me quedo con mis copypasteos y mis filtros de Photoshop y seguramente algún día todos me conocerán por ser un carroza cascarrabias de los que espetan "¡En mis tiempos si que haciamos las cosas bien!", creerán que soy cerrado de mente y dios, seré inaguantable para mis sobrinos, nietos y demás, pero al menos tendré un punto de vista... y un bastón con empuñadura metálica, ambas cosas muy dignas de respeto >:P.

Agosto 21, 2006

Albamaratón!

Las siguientes tiras de Freaks tratarán sobre todo de Alba y su estudio sobre los frikis a fin de finiquitar cuanto antes el tema, así que no os emparanoieis, no la he convertido en la protagonista ni nada así, solo hay cabos que atar. ¿Qué pasará una vez que todo acabe?¿Llegará a entregar el trabajo?¿seguirá con la pandilla después?¿La atacará algún simio?¡no cambieis de blog!

Agosto 17, 2006

¡He vuelto!

Que hermoso Londres, deberíais verlo. Se vive intensamente en esa ciudad tan aparentemente triste y oscura, ya lo creo: en estos diez días que he estado ausente he visto los mausoleos y sepulcros más originales en Westminster, a resaltar el que representaba la efigie de una mujer vestida con ropas victorianas, sentada y con la cabeza apoyada en una mano mientras la otra reposaba sobre una calavera (un motivo muy recurrente en los sepulcros de potentados ingleses). En su pedestal aclaraban en latín “No duerme, está muerta?, por si alguien no pillaba la tónica de la Abadía.
En mi viaje he podido compartir un pedacito de suelo con famosos como mí querida Jennifer Anniston, Travolta, Anthony Hopkins, Pablo Picasso, o El Increíble Hulk, gracias a la magia del Madame Tussauds y sus figuras de cera; he visto antigüedades y cosas de todo tipo en Portobello Road, “donde se compra y se vede hasta el sol?; he pisado los dos hemisferios del globo en Greenwich, donde todos ponen sus relojes en hora; he visto punkys con crestas tan grandes que declaraban impuestos en el mercadillo de Candem Town, parada ineludible para todos los frikis que pasen por tierras de la Reina; también he tenido a pocos palmos de mi mano las joyas de la corona en la Torre de Londres, otrora hogar de los traidores e instigadores que dejaron en las paredes de su prisión la prueba de que el arte del graffiti ya no es lo que era (verdaderas obras de arte se curraban para decir “adiós? en forma de relieves en la piedra); he contado los tesoros que no pertenecen a Inglaterra pero que ahí están, en el British Museum, desde los más bellos como joyas de la antigua Grecia, hasta los más feos como momias que seguro que tuvieron problemas de facturación en el viaje a Londres desde las pirámides; he andado con judíos, indios, árabes, chinos e incluso me propusieron unirme al Hare- Krisna; he visto espectáculos callejeros y bebido cerveza inglesa en un pub a la hora de salir de los trabajadores, he ido de compras a Harrods y he meado en sus W.C donde un amable caballero te escolta y no te sacude las gotitas por pudor; he visto el museo más precioso, el de Historia Natural, y sus esqueletos de dinosaurio, he…ufff, he hecho de todo.
Y como soy un consumidor empedernido, he comprado cositas, procurando que fueran lo más “made in England? posible para no sentirme como un tonto a la vuelta: incumplí esto cuando en una de las muchas Virgen Stores de Londres adquirí una camiseta del mejor personaje de Family Guy, Stewie, y un ejemplar de la Newtype inglesa. Pero ir a la tierra de Ferry Pratchet y no comprar algo de Discworld me parecía pecado, así que he vuelto con una sonrisa más ancha que ancha y los libros I y II de The Science of Discworld, el New Discworld Companion y ese pedazo de libro que me hace babear cada vez que lo abro, The Art of Discworld, con los bocetos del ilustrador Paul Kidby y las explicaciones sobre el diseño de personajes de la mano del “Hombre del Sombrero?, Mr. Pratchet.
En fin, han sido unas vacaciones cortitas pero estupendas, y además de conocer nuevas cosas, también pude ver a algún conocido…

Sin título.jpg


Y ahora, vuelta a lo de siempre, tiras y más tiras ^___^

Agosto 07, 2006

Pues va a ser que no...

Cambio de planes patrocinados por "Mi Huevonería Supina S.L." : no subiré más tiras hasta dentro de diez días, cuando haya vuelto de mi viajecito por las tierras de Su Majestad the Queen. Lo siento muchomuchomuchomucho X3

En fin, pasarlo bien.Siempre podeis revisar las tiras y tal :P

Agosto 03, 2006

You've never seen this before...

Mañana día 4 de agosto es una fecha especial, primero por que comienzan las fiestas de la Blanca, el desmadre absoluto en Vitoria, y segundo, por que ¡¡estrenamos las tiras inéditas de Freaks!! ^0^ todos aquellos que siguierais la serie en DA podreis ver tiras nuevecitas que ningún mortal ha visto hasta ahora (bueno, alguno, pero es que así queda mu imponente la cosa). Los neófitos de la tira...bueno, seguid disfrutándola.
Por otra parte, me iré unos días de vacaciones a la bella Inglaterra, y en ese tiempo seguramente se me acabarán las tiras en blanco y negro, así que aprovecharé y con gran jeta os colaré las tiras a color que hice para Dreamers y alguna cosilla más, que están ahí abandona'illas las pobres.
Las tiras inéditas de Area 66 tardarán un poquito, vamos por la #49 y en DA si no recuerdo mal se publicaron hasta la #60 más o menos.
HTV, ahí sigue...mientras tenga que tirarme hasta las 3 de la madrugada para dibujar la tira que toca al día siguiente en el periódico me temo que no podré ponerme a ello. Y aún si saco tiempo, debería empezar a pensar en septiembre, que sigo siendo estudiante XD
Eeeen fin, nada más. Un día de estos haré un post más temático...